Repudio al camping de Oliveros

“La discriminación a parejas gays es más común de lo que creemos”

El periodista Martín Paoltroni se refirió al caso de lesbofobia en la localidad vecina.

Redacción Rosario Nuestro

martes 9 de enero, 2018

Foto: Revista La Tetera

“Las situaciones de discriminación a gays, lesbianas y trans se dan de manera más habitual de lo que creemos, tanto en espacios públicos como privados. En los últimos años, hemos recibido numerosos reportes de personas que denuncian que cuando expresan su amor, y ese amor no es heterosexual, reciben este tipo de comentarios”. Martín Paoltroni, periodista y editor de la revista de diversidad La Tetera, es conciso. El caso de discriminación en Oliveros no es el primero, tampoco será el último, mucho menos la excepción. Paoltroni analizó el caso en Radio Mitre Rosario e instó a involucrar a las dependencias del Estado para denunciar estos hechos.

“Las demostraciones de afecto en parejas de gays o lesbianas, o la simple presencia de un cuerpo trans o travesti, suelen generar algún tipo de situación. Lo cierto es que es necesario entender que el problema es de los otros, que los gays, que las lesbianas, no deberían reprimirse. Primero, porque tenemos leyes y ordenanzas que nos amparan; segundo, porque no se da ningún ilícito en el ejercicio del amor en el espacio público. Si se genera una incomodidad, la otra persona deberá preguntarse por qué”, señaló el periodista de La Tetera.

Paoltroni remarcó que es más habitual de lo que se piensa: que el amor heterosexual sea interpelado por empleados o encargados diciendo que eso “no puede hacerse”. Y también remarcó que es igual de habitual y comprensible que las chicas no quieran hacer una denuncia en el Inadi, ni hablar públicamente: “La presión pública que genera este tipo de situación es muy desgastante para las personas, sobre todo para quienes no lograron salir del clóset aún”.

Paoltroni explico que salir del clóset es un proceso tan individual como colectivo y también instalado en los discursos sociales. Para él, hacer visibles estas tipo de situaciones va más allá de la sanción que se le pueda aplicar o no al lugar, sino que sirve para volver a instalar estos debates. “Las leyes que se han aprobado en los últimos años, como Matrimonio Igualitario e Identidad de Género, no resuelven los problemas de fondo. Son un plafón para empezar a dar ese debate y batalla cultural, que creo que llegará al fin el día que tengamos plena educación sexual e integral en las escuelas”.

En caso de que estos casos de repitan, Paoltroni recordó que Rosario cuenta con una ordenanza Antidiscriminatoria, por lo que en si se sufre un episodio de estas características, las personas afectadas tienen que comunicarse inmediatamente con la GUM y exigir que se labre una acta. También recordó que la provincia cuenta con una subsecretaría de Diversidad Sexual que brinda asesoramiento y que existen múltiples espacios de organizaciones sociales y políticas que trabajan la temática de diversidad sexual que pueden brindar acompañamiento, información y contención.

Lea más: Discriminan a parejas gay en el Camping Supeh

Comentarios