OPINIÓN

La diferencia entre buscar un trabajo y querer trabajar

miércoles 6 de diciembre, 2017

El trabajo no llega solo.

Foto: archivo.

 Muchas personas están meses buscando un trabajo  y rechazan distintas posibilidades porque no es lo que buscaban, porque no les da el horario o porque no se les paga lo suficiente.

Otros discriminan las ofertas laborales en atención a sus gustos, entonces dejan de lado ofertas de puestos administrativos porque no les gusta estar sentados o trabajos como vendedores porque no saben mentir. También están los que desprecian labores manuales o físicas porque” nacieron para otra cosa”.

Se trata de personas que necesitan con urgencia un ingreso económico para poder cubrir sus gastos básicos elementales y suelen tener una familia a la cuál contribuir.

Cuando se les pregunta que están haciendo, responden que están buscando un trabajo. Muchas veces esa expresión refleja al inconsciente que dice ” estoy buscando un lugar donde pasar varias horas del día ocupado  y que me paguen un sueldo”.

Pero la persona que quiere trabajar tiene una actitud completamente diferente.

La persona que quiere trabajar acepta la primera oportunidad que se le ofrece para mantenerse completamente activo, con la cabeza ocupada en algo útil, y con el ánimo y la moral altos.

Aunque el sueldo sea insuficiente, valoran que pueden conseguir un ingreso para la familia. Aunque la tarea que tienen que hacer no los estimule mucho, valoran lo que hacen porque se ganan la plata dignamente. Aunque el horario sea inconveniente y se pasen muchas horas fuera de la casa o se inutilicen sábados y domingo, ellos saben que  pronto la situación cambiará y la suerte los proveerá de otras oportunidades mejores.

En definitiva trabajar es la manera de enriquecerse personalmente de la mejor forma que una persona lo puede hacer, utilizando sus fuerzas físicas y mentales para lograr algo mejor, para brindar un servicio a nuestros semejantes o para construir un techo que alguien necesita.

El trabajo es una bendición para el ser humano y le abre la puerta a logros superiores. A veces hay que dar el primer paso para que luego vengan otros y nuevos caminos para recorrer.

Nunca digas “busco un trabajo”, sino más bien debes decir “quiero trabajar ” y seguramente te entenderán mejor.

Comentarios