22°
jueves 18 de abril del 2024

La cara oculta de Instagram: impacto psicológico en las generaciones jóvenes

Con sus más de mil millones de usuarios activos, se ha convertido en una de las redes sociales más influyentes a nivel mundial.

Instagram, con sus más de mil millones de usuarios activos, se ha convertido en una de las redes sociales más influyentes a nivel mundial. Su impacto va más allá de ser una simple plataforma para compartir fotografías y videos; ha redefinido la forma en que las generaciones jóvenes perciben la realidad y a sí mismas. Este artículo explora las repercusiones psicológicas de Instagram en los adolescentes y jóvenes adultos, basándose en datos recientes de investigaciones científicas.

La Influencia en la Autoestima y la Imagen Corporal

Investigaciones han demostrado que el uso constante de Instagram puede tener efectos negativos en la autoestima y la percepción de la imagen corporal entre los jóvenes. Un estudio publicado en la revista «Psychology of Popular Media Culture» encontró una correlación directa entre el tiempo pasado en Instagram y el aumento de la insatisfacción corporal entre los adolescentes. La constante exposición a imágenes idealizadas y editadas contribuye a establecer estándares de belleza irreales, lo que puede desencadenar problemas de autoestima y trastornos alimenticios.

El Fenómeno de la Comparación Social

Instagram facilita un terreno fértil para la comparación social, donde los usuarios frecuentemente miden sus logros y aspecto físico contra los de otros. Un estudio de la «Journal of Youth and Adolescence» sugiere que este comportamiento comparativo está asociado con sentimientos de inferioridad y depresión. La naturaleza curada de lo que se publica en Instagram oculta las luchas y dificultades o la necesidad constante de obtener un aumentar de seguidores en Instagram presentan una visión sesgada de la realidad que puede hacer que los jóvenes se sientan inadecuados o menos exitosos.

El Impacto en el Bienestar Mental

El «Journal of Abnormal Psychology» ha publicado estudios que vinculan el uso intensivo de redes sociales, incluido Instagram, con un incremento en los síntomas de ansiedad y depresión entre los adolescentes. La presión por mantener una imagen perfecta en línea y el miedo a perderse algo (FOMO) contribuyen a un ciclo de uso compulsivo de la red social, lo que puede deteriorar la salud mental de los usuarios.

Estrategias de Intervención

Cabe destacar que no todo es negativo. Instagram y TikTok son también para los adolescentes , y para cualquier edad , fabulosas herramientas de aprendizaje, de inspiración al ver lo que han logrado otras personas, y también de comunicación con personas de cualquier lugar del mundo con intereses comunes.

Finalmente, la educación digital, que incluye la enseñanza de un uso consciente y crítico de las redes sociales, emerge como una solución potencial. Además, la promoción de campañas que fomenten la autenticidad y la aceptación de la diversidad corporal puede ayudar a contrarrestar los estándares de belleza  irreales perpetrados por la plataforma. Lo interesante es que la misma red también promueve estos valores.

Es que Instagram ofrece oportunidades únicas para la expresión creativa y la conexión social. Es crucial reconocer y abordar sus efectos psicológicos adversos en las generaciones jóvenes.