RADIO MITRE ROSARIO

La abogada defensora de la familia de Fernando Báez Sosa y la implicancia de los rugbiers: "Yo vi que pegaron los 10"

La letrada Valeria Carreras habló en El Puente sobre el avance de la causa y dio detalles sobre la "Ley Fernando", un proyecto que busca aplicarle "mano prohibida" a los jugadores de rugby.


Valeria Carreras, una de las abogadas defensoras de la familia de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a manos de una brutal golpiza de un grupo de rugbiers en Villa Gesell, habló este lunes en El Puente de Radio Mitre Rosario y dio detalles de cómo avanza la causa que tiene a 10 jóvenes imputados. Además, se refirió a la "Ley Fernando", un proyecto que busca aplicarle "mano prohibida" a los jugadores de rugby.

Sobre la responsabilidad que tienen los 10 detenidos, aseveró: "Si yo a vos te doy un golpe, tu cuerpo va a reaccionar de una manera como para defenderse, por lo menos para ponerse dos brazos. Cuando yo a ese mismo cuerpo le pego 10 veces en distintas direcciones, cuando viene la patada final ese cuerpo ya estaba debilitado en el piso. Ése fue el golpe del final, pero hubo otros golpes y acciones que hicieron que Fernando no pueda escapar de la muerte, por eso son todos partícipes necesarios. Salvo que alguno que a través de declaraciones o un video se muestre que alguno se mantuvo presente pero con los brazos caídos, ahí va a ser responsable pero en menor medida".

Sin embargo, sobre esa hipótesis, Carreras aclaró: "Yo vi que pegaron los 10. Podríamos hacer una análisis con los forenses de cómo influyó el primer, segundo o tercer golpe, pero es inobjetable que el corralito que hicieron, la encerrona, fue de 10 personas".

Con respecto al proyecto de ley Fernando, la abogada defensora de la familia de Fernando Báez Sosa, explicó: "El proyecto prevé que el nombre sea Fernando en homenaje a quien fue asesinado. La ley consiste, en detectada la supremacía física en cuanto la fuerza, robustez, al entrenamiento que tiene el jugador del rugby, equipararlo con los boxeadores y los que practican artes marciales. Habría una desproporción en el ámbito de una pelea, cualquier persona no tendría la fuerza y potencia que tienen los jugadores de rugby".

Y agregó: "Por eso se prevé que si está en un episodio de violencia, puede ser amenazas incluso, entonces van a ser pasibles de una suspensión que va a aplicar la Unión Argentina de Rugby (UAR)y el club. A la tercer suspensión la institución pierde puntos. Acá hay que salvar a varias partes, entre ellos a la futura víctima y a los victimarios que son víctimas de su propia fuerza. Consiste en implementar talleres, cursos, psicdiagnósticos para involucrar al implicado en el respeto de la diversidad e igualdad".

x
Paladini flotante