IMPOTENCIA Y DOLOR

El ex marido de Pérez Volpin pidió que se esclarezca el caso

Marcelo Funes se mostró anoche en las redes. "Le robaron la vida", sostuvo en Instagram.

Redacción Rosario Nuestro

domingo 11 de febrero, 2018

El ex marido de Débora Pérez Volpin, el camarógrafo Marcelo Funes, sus allegados y seguidores comenzaron a pedir con un hashtag por redes sociales que se esclarezcan las circunstancias de la muerte de la periodista y legisladora porteña, de 50 años, que falleció el martes mientras le realizaban una endoscopía en el Sanatorio de la Trinidad de Palermo.

#JusticiaporDebora es la consigna, que se replica en Twitter, Facebook e Instagram. “Le robaron la vida”, agregó su ex pareja.

“Estaba orgullosa en su nuevo lugar de trabajo. #debbie #deboraperezvolpin #lerobaronlavida #justiciaporDebora”, se lee en el posteo de Instagram que Funes publicó el viernes en su cuenta de Instagram. En la imagen que lo acompaña, se ve a Pérez Volpin sonriendo con un ramo de flores en la mano y atrás está el mapa de las comunas de la Ciudad de Buenos Aires, distrito donde desde diciembre era legisladora.

Ese hashtag se replicó en Twitter, Instagram y Facebook, en mensajes de colegas, amigos, seguidores y personas que no la conocían, pero que se sumaron al dolor y el pedido de justicia.

Muchos de esos mensajes fueron retwitteados por Funes, que es papá de los dos hijos de Pérez Volpin, Luna y Agustín.

Funes está en pareja actualmente con la periodista Melina Fleiderman, de C5N, que contó que junto a Pérez Volpin habían logrado armar una armónica “familia ensamblada” y que prometió que va a “nunca va a dejar de cuidar a sus cachorros”.

Ella también se sumó al pedido de justicia y compartió en sus redes las muestras de afecto que les llegan. “Dolor infinito…. gracias a todos por los mensajes”, twiteó el miércoles, un día después de la muerte de la legisladora.

El abogado de la familia de Débora Pérez Volpin cargó contra La Trinidad

Calificó como una “enorme irresponsabilidad” una versión del sanatorio que sostiene que la periodista llegó con “un cuadro de hepatitis importante”.

Diego Pirota, abogado de la familia de la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin, salió este sábado al cruce de una versión atribuida al Sanatorio de la Trinidad a la que calificó como “un acto de una enorme irresponsabilidad” y considero que “busca generar incertidumbre y se inculpa”.

El último viernes por la noche surgió una versión atribuida a fuentes del Sanatorio de La Trinidad que señalaron que Pérez Volpin, fallecida el martes pasado, llegó al centro de salud con “un cuadro de hepatitis importante, líquido en la cavidad abdominal y alrededor del hígado”, entre otras afecciones.

Frente a ello, Pirota señaló que este sábado que “fue un acto de una enorme irresponsabilidad haber difundido esa versión” porque “los profesionales de la salud no pueden hablar de la historia clínica de un paciente con nadie sin la debida autorización”.

“Resulta sorprendente lo revelado por el centro de salud atento que ello formaría parte de un secreto profesional que la clínica tiene el deber de compartir solo con su paciente y, en todo caso, con un requerimiento de la autoridad judicial”, señaló Pirota en declaraciones a un matutino porteño.

En este sentido, el letrado evaluó que la versión “no solo busca generar incertidumbre, sino que los inculpa” a los responsables del sanatorio y agregó: “Aún cuando todo ese cuadro fuera cierto, no exculpa de ninguna manera a la clínica”.

El abogado sostuvo que la familia de Pérez Volpin está “enormemente sorprendida” por la difusión de esa versión porque “nada de ello les había sido debidamente informado por los profesionales que intervinieron (en la endoscopia durante la cual falleció la legisladora) ni por las autoridades del sanatorio”.

Por otra parte, el abogado de la familia de la periodista se refirió a la inexistencia de imágenes de la endoscopia y sostuvo que “es falso que nunca se registren imágenes” de ese tipo de procedimientos.

Comentarios