BRUTAL REPRESIÓN POLICIAL

Julián Gauna: "Es una locura lo que ocurrió"


El pasado domingo  en la localidad de Armstrong se disputó la final de la Liga Cañadense, en la que el club Defensores venció 2 a 0 a Sportivo Las Parejas y se coronó campeón del año 2017.

Pero el partido se vio empañado sobre el final, donde los jugadores parejense le reclamaron algunas jugadas al árbitro del encuentro y la policía comenzó a reprimir al plantel de Sportivo.

Julián Gauna, jugador del conjunto visitante fue el jugador más afectado, ya que recibió 16 disparos de gomas en su cuerpo. En diálogo con Juega la Banda por Radio Mitre Rosario, contó lo sucedido en la final de la Liga una vez finalizado el encuentro.

"Me toco sufrir esto en vivo, donde a veces estas cosas las miraba por televisión y realmente fue una locura lo que sucedió", dijo uno de los más damnificado por la brutal represión de la policía. Además, agregó: "Nosotros sólo tuvimos una charla con el árbitro en el entretiempo como pasa en cualquier partido de fútbol y nada más que eso".

Cuando fue consultado por cómo se dieron los hechos, el futbolista de Las Parejas manifestó: "La idea era, independientemente del resultado, terminar el partido y que nos abran el portón para directamente salir e irnos del lugar para festejar con nuestra gente o para agradecer el apoyo de la gente. Cuando nos acercamos al tejido le regalamos la camiseta y allí la policía nos arrinconó y comenzó a golpearnos con palos y a tirarnos con balas de gomas".

Luego del duro momento que le tocó vivir a Gauna y a todo el plantel de Sportivo, varios jugadores debieron ser hospitalizados. "De parte del Club de Defensores, los directivos se portaron muy bien y se acercaron hacia el hospital donde nos estaban atendiendo", y dijo que "nadie de la policía le dio una respuesta a lo ocurrido".

Escuchá el relato de Julián Gauna con Radio Mitre Rosario:

x
Paladini flotante