RADIO MITRE ROSARIO

Jubilado que mató al ladrón en Quilmes: para Mario Mactas, "estos casos se van a repetir"

El periodista enfatizó en la proliferación del delito en Buenos Aires y en el eterno debate entre garantismo y posturas normativas más duras.


El caso de Jorge Ríos, el jubilado de 74 años que mató a un delincuente que entró a robar a su casa en la localidad bonaerense de Quilmes, reavivó la discusión sobre la problemática de la justicia por mano propia y dividió las aguas en la sociedad argentina. Para Mario Mactas, reconocido periodista de la señal TN, esa clase de episodios "se van a repetir" por la proliferación de delitos que azota a la ciudadanía y las deficiencias estructurales en el sistema judicial y el tejido social.

Mactas recordó un hecho emblemático de características similares al de Quilmes, el del ingeniero Jorge Santos, quien en 1990 asesinó a dos jóvenes que le habían robado el stereo del auto atropellándolos y aseguró que existen numerosos episodios de esa clase en la historia del país. "Se llama justicia por mano propia o defensa propia. Estos casos se van a repetir", consideró el escritor, al aire de una entrevista para el programa El Puente, que se emite por Radio Mitre Rosario.

En ese sentido, puso el foco sobre la discusión entre el garantismo y las tendencias normativas más duras. "Se debate quién es la víctima y quién el victimario. La eterna discusión del huevo o la gallina", remarcó y enfatizó en los factores que se ponen en juego, como las condiciones en las cárceles, las condenas blandas y la pobreza como posibles causas de la multiplicación de delitos y señaló que "en esto momentos se está produciendo una cantidad de hechos violentos que es inocultable". Para Mactas, todos esos elementos "pueden llevar a que la convivencia civilizada se rompa".

"Es absurdo vivir con la posibilidad de que se produzca un robo cada tres minutos", graficó sobre la inseguridad en el Conurbano Bonaerense. De todos modos, insistió en la complejidad del asunto, que implica "posibles fuentes de pobreza, psicopatía, disfuncionalidad, y normas y valores en estallido".

Sobre el final de la entrevista, Mactas puntualizó en las modalidades delictivas que proliferan en Argentina. "Entran en las casas (los delincuentes), en negocios pequeños de gente humilde, matan al chico del delivery para robarle su propina", ejemplificó el periodista en torno al crítico panorama desatado por la ola de violencia" y concluyó: "No podemos abrir un congreso mientras la gente está desesperada porque no puede vivir".