Intensa lucha contra el fuego en Jujuy, que ahora amenaza con afectar a la selva de yungas

Además de los incendios que se registran en el Parque Nacional Calilegua y en sectores rurales del departamento Ledesma, en los últimos días se generaron nuevos focos en el departamento San Bárbara.


La falta de lluvias sumado a las altas temperaturas, los fuertes vientos y la aparición de nuevos focos de incendio, complican las tareas de los brigadistas para controlar las llamas en la selva de yungas, en el Parque Nacional Calilegua, informó el Ministerio de Ambiente de Jujuy.

Hasta ahora los incendios han consumido casi 24 mil hectáreas de bosques y pasturas en la región.

Además de los incendios que se registran en el Parque Nacional Calilegua y en sectores rurales del departamento Ledesma, al noreste de San Salvador de Jujuy, en los últimos días se generaron nuevos focos en el departamento San Bárbara, uno de los cuales está próximo a la Reserva Natural Provincial Las Lancitas, en una zona de difícil acceso para las cuadrillas.

"El impacto que pueda llegar a tener este incendio también nos preocupa porque es una zona de alto valor de conservación, lo mismo que en el Parque Calilegua", dijo la ministra de Ambiente jujeña, María Inés Zigarán.

La funcionaria refirió que los nuevos incendios generan "presión sobre el sistema provincial de incendios forestales" y aseguró que están "frente a un panorama complejo".

En ese sentido, la provincia empleará un producto químico para darle mayor densidad al agua en la lucha contra el fuego, de manera que no se evapore fácilmente por las altas temperaturas reinantes.

Se lo utilizará en zonas "donde tenemos problemas por la densidad del bosque, que impide que el agua penetre y genere mayor tiempo de humedad en la superficie", dijo.

La provincia recibirá muestras de este retardante en los próximos días para realizar las aplicaciones de forma experimental.

Asimismo, se utilizará un "sistema de marcadores" que le permitirá a los aviones hidrantes realizar las descargas en los puntos exactos, buscando así una mayor eficacia en las tareas.

En Ledesma, los brigadistas jujeños intentan controlar los incendios que continúan activos, entre ellos El Verde que afectó 1.047 hectáreas y El Alejandro (714 has.), siendo el de mayor magnitud el de "Arroyo Yuto-Unión Seca" que destruyó casi 24 mil hectáreas incluida una buena parte del área de amortiguamiento de la Reserva de Biósfera de las Yungas, que incluye al Parque Nacional Calilegua.

En el departamento Santa Bárbara, vecino a Ledesma, se registran los incendios "El Maldito-Lucre2", que afectaron 2.294 has. y el incendio "Gracia a Dio" (32 has.), mientras que otro foco está llegando al límite de la reserva Las Lancitas, camino a El Fuerte.

Ante esto, autoridades de Ambiente destacaron que desde el comienzo de los incendios, hace más de 40 días, "hay un trabajo intensivo, sistemático y articulado" de la provincia con el Sistema Nacional de Manejo del Fuego y la Administración de Parques Nacionales, incluyendo a la Intendencia del Parque Nacional Calilegua.

Por otro lado, a fin de realizar un recorrido por las zonas afectadas por los incendios, el próximo viernes llegará a la provincia el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, para desarrollar "una agenda con las preocupaciones tiene que ver con lo que está pasando en la provincia y la región", indicaron.

x
Paladini flotante