¡de no creer!

Insólito: hizo dos goles, propuso matrimonio y se fracturó el peroné


Ni el mejor director de cine hubiese pensado una historia igual. Al bueno de Eduard Bello, un futbolista venezolano de 23 años, todo le pasó en un mismo partido: hizo dos goles, de los cuales uno lo festejó pidiéndole matrimonio a su novia que estaba en la tribuna, pero terminó con fractura de peroné.

Fue por el torneo de la Primera División de Chile, donde su equipo, Antofagasta cayó 3-2 como visitante del Everton que dirige Javier Torrente. A los dos minutos, Bello anotó el parcial 1-0 y salió corriendo hacia las gradas donde se arrodilló frente a su pareja, sacó el anillo y se comprometió ante la mirada de todo el público presente en Sausalito.

El resumen del momento romántico.

Francisco Venegas y Marco Bueno habían revertido el marcador para el elenco auriazul que utiliza la modalidad de la camiseta de Boca, pero el muchachito de la película, volante de la selección "vino tinto", se hizo otra vez presente para decretar el 2-2 en tiempo adicionado del primer tiempo.

Todo iba de maravillas para Bello, un doblete para que su equipo, que marcha cuarto en la tabla de posiciones, se lleve un punto de su visita a Everton. Sin embargo, a falta de 20 minutos para el final, fue a trabar contra Dilan Zuñiga del conjunto local y sufrió la fractura simple del peroné derecho, por lo que ya no jugará en lo que resta del año.

Eduard Bello no puede más del dolor: acaba de sufrir una dura fractura de peroné.

De no creer todo lo que le sucedió a este joven jugador en 70 minutos: de la alegría máxima de sus goles y el pedido de matrimonio a una dura lesión que lo privará de las canchas entre dos y tres meses. Como dato adicional, este talentoso volante venezolano está en carpeta del director deportivo de Central, Mauro Cetto.

x
Paladini flotante