radio mitre rosario

Incendios en las islas: cómo afecta el humo a la salud humana

En el último tiempo la quema de pastizales en el Delta se ha incrementado. Con ello, es mayor el humo que ingresa a la ciudad y que afecta a la salud de los rosarinos.


Durante las últimas semanas el humo producto de las quemas de pastizales en las islas entrerrianas ha aumentado, no solo en la ciudad de Rosario sino que en varias localidades costeras al río Paraná y al Delta.

Para los rosarinos ya se volvió costumbre sentir picazón en la garganta, tos o que lagrimeen los ojos producto del intenso humo desprendido por los focos de incendios.

Esto no sólo afecta a la fauna y la flora; claro está, también es perjudicial para la salud de las personas. En ese sentido, Soledad Crisci, médica alergista y neumonologa, dijo al aire de Radio Mitre Rosario que el humo “afecta en general” a los individuos. “Lamentablemente al estar todos tan expuestos y desde hace tanto tiempo de una manera tan sistemática y tormentosa, la afección puede ocurrir en todas las vías aéreas”, comentó.

En diálogo con Eduardo Conforti en El Diario de Mañana, la profesional dejó en claro que el humo “en pacientes que ya de por sí tienen una base patológica como la alergia, el asma, el epoc, o algo de eso, por supuesto que el daño es aún mayor”. Asimismo, la afección es muy grande “en los niños que tienen unas vías aéreas mas inmaduras y en los adultos mayores. Estas son las poblaciones que más sufren el impacto de la quema, pero en realidad el daño es para todos”.

“Los síntomas son fundamentales todos a lo largo de la vía aérea, generando estornudos, goteo nasal, picazón, congestión, irritación en los ojos, lagrimeo, tos seca, que no es un tema menor porque toser en esta época está muy mal visto", aseguró Crisci.

Pese a la gran cantidad de humo que ingresa a la ciudad producto de las quemas, “ha habido un aumento permanente de consultas en las últimas semanas. La gente está yendo menos a los consultorios médicos, un poco por el temor de la pandemia, pero sí aumentaron particularmente las consultas con síntomas de este tipo".

Preguntada sobre cómo es posible prevenir el daño que nos genera el humo, mencionó: "Los barbijos, si bien estamos obligados a usarlos y está bien que lo hagamos, lamentablemente no impiden el paso de partículas tan pequeñas como son las que se encuentran en el humo, entonces penetra el barbijo e impacta en la vía aérea".

"De todos modos, antes que nada bienvenido sea el barbijo y el uso de anteojos para la vía conjuntiva. Asimismo, recomiendo evitar hacer actividades físicas o recreativas en los momentos en que se siente mayor cantidad de humo", concluyó Crisci.