la muerte del diez

Imputaron por homicidio culposo al psicólogo y a los últimos dos enfermeros que atendieron a Maradona

Los fiscales que investigan la muerte de Diego Armando Maradona imputaron este lunes al psicólogo y a los últimos dos enfermeros que lo cuidaron antes de su fallecimiento.


Los fiscales que investigan la muerte de Diego Armando Maradona imputaron este lunes al psicólogo y a los últimos dos enfermeros que lo cuidaron antes de su fallecimiento, y además le solicitaron al juez de la causa la apertura de los dos celulares que pertenecían al "Diez", informaron fuentes judiciales.

Los tres nuevos imputados, que se suman al neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov, son el psicólogo Carlos Díaz y los enfermeros de la empresa "Medidom" Ricardo Omar Almirón, quien lo cuidó en el turno noche/madrugada, y Gisella Madrid, quien lo hizo en el turno mañana.

La calificación de la imputación en contra de los profesionales es homicidio culposo por negligencia u omisión, la misma carátula que pesa sobre Luque y Cosachov.

Los investigadores creen que tanto el psicólogo Díaz y los dos enfermeros tuvieron distintos grados de injerencia en las decisiones supuestamente negligentes que llevaron a Maradona a una posible muerte evitable.

Díaz declaró que cuando se retiró de la casa del barrio privado de San Andrés de Tigre a las 6:30, Diego todavía dormía. Madrid en tanto, dijo que escuchó que el astro se levantó a orinar a las 7:30, pero no entró a la habitación.

Horas después se produjo el deceso de Maradona. Para la Justicia hubo agonía y en los próximos días la Junta Médica definirá si coincide o no con la hipótesis que barajan los investigadores.

x
Paladini flotante