con los tapones de punta

Hugo Yasky: «Estamos en la cuenta regresiva a un paro nacional»


El secretario General de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, consideró hoy que «un país que cerró con una inflación de casi 48 por ciento no se podía permitir» un nuevo aumento de tarifas de servicios públicos. «La idea es presentarnos ante la Justicia la primera semana de febrero para una acción contra los tarifazos que han sido anunciados», anticipó.

El también diputado nacional señaló este sábado que pretende además «hacer presión sobre el Congreso de la Nación» respecto de esa cuestión. «Este nuevo golpe, este tarifazo va a hacer que la inflación persista», apuntó al tiempo que sumó: «No tengo duda de que estamos en la cuenta regresiva a un paro nacional», resaltó.

En diálogo con Radio Kla, Yasky analizó que «es un momento de mucho sufrimiento en los hogares de los argentinos». «Teníamos un fin de año complicado, pero el Gobierno hizo que las cosas empeoraran a partir del anuncio de los aumentos en las tarifas, transporte y peajes», subrayó. En ese sentido, estimó que «mucha gente que tenía planificado un período de vacaciones, tenía algún dinero apartado para hacer un arreglo mínimo en la casa, tuvo que desistir y directamente empezar a guardar la plata para pagar tarifas que van a subir».

«Creo que el Gobierno está absolutamente jugado a seguir profundizando este ajuste», puntualizó. Las alzas tarifarias anunciadas al cierre de 2018 generaron una oleada de críticas y fue el jueves de la semana pasada que la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma organizaron una movilización que se llevó a cabo en las inmediaciones parlamentarias.

Fue en ese marco que el secretario Adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, dijo: «Después de este tarifazo que nos tiró el Gobierno a fin de año, vamos a recorrer todo el país, la gente no llega a fin de mes». Acto seguido, adelantó: «Vamos a ir preparando un paro para marzo o abril en toda la Argentina».

Por su parte, Yasky aseveró que «2019 será un año con mucha conflictividad social». Y siguió: «En marzo habrá marchas por la educación y probablemente convocaremos a un paro nacional», espetó al tiempo que aseveró que convocarán «a los empresarios que están destruidos por este Gobierno». Días más tarde, uno de los líderes de la CGT, Carlos Acuña, razonó que «están dadas las condiciones para un paro general».

«La sociedad está muy disconforme con la actitud del Gobierno. Son momentos difíciles, de tristeza», lanzó esta semana el cegetista sin dejar pasar la oportunidad de indicar que la Confederación General del Trabajo «tomará la medida que deba tomar cuando lo decida el consejo directivo». Ayer, el exintegrante de la central obrera, Juan Carlos Schmid, también consideró que «hay condiciones para protestar rápidamente».