¡Mirá la foto!

Hallaron al dinosaurio gigante más antiguo del mundo

Apareció en San Juan y tiene 205 millones de años. La especie supera tres veces el tamaño de los dinosaurios más grandes.

Por Candelaria De la Cruz

lunes 9 de julio, 2018

Investigadores argentinos presentaron a Ingentia Prima, el primer dinosaurio gigante que habitó el planeta hace más de 200 millones de años.

La especie supera tres veces el tamaño de los dinosaurios más grandes del Triásico conocidos hasta ahora.

El hallazgo se produjo en el yacimiento de Balde de Leyes, al sudeste de la provincia de San Juan.

El estudio estuvo liderado por Cecilia Apaldetti, de la Universidad Nacional de San Juan, en Argentina, en colaboración con los investigadores Ricardo N.MartínezIgnacio CerdaDiego Pol y Óscar Alcober.

“Apenas lo encontramos, advertimos de que se trataba de algo diferente. Hemos encontrado una forma, la primera en ser gigante, entre todos los dinosaurios. Esa es la novedad”, afirmó Apaldetti, que agregó: “Esta especie muestra una estrategia de crecimiento desconocida hasta ahora e indica que el origen del gigantismo se produjo mucho antes de lo que se pensaba”.

Son los restos de una nueva especie de dinosaurios herbívoros. Se creía que el fenómeno del gigantismo había comenzado hace unos 180 millones de años, pero este hallazgo lleva a revisar las teorías sobre el gigantismo de los “lagartos terribles”.


“Los primeros dinosaurios aparecen en el Triásico, hace unos 233 millones de años, pero al comienzo su tamaño era relativamente pequeño” explica Martín Ezcurra, investigador del Conicet en el Museo Argentino de Ciencias Naturales, que no participó en el estudio. La mayoría medía unos dos metros de largo. “Recién en el Jurásico tardío y en el Cretácico llegaron a medir hasta 40 metros y a pesar hasta 70 toneladas”.

Los ejemplares desenterrados en San Juan, y cuya descripción se publica hoy con la firma de Apaldetti como primera autora, Martínez, Ignacio Cerda, Diego Pol y Oscar Alcober en la revistaNature Ecology & Evolution, pertenecen a la familia de los saurópodos, medían unos ocho metros de largo y pesaban casi 10 toneladas. Es decir, que tenían tres veces el tamaño de los dinosaurios más grandes de esa época y eran algo más grandes que un elefante africano actual. Los científicos están eufóricos porque nunca se había encontrado un ejemplar tan grande de una época evolutiva tan temprana.

“Es un hallazgo muy importante, porque nos lleva a replantear cuáles fueron los pasos de la evolución para desarrollar este gigantismo tan impresionante de los dinosaurios” afirma desde París, donde se encuentra participando del Congreso Internacional de Paleontología, Diego Pol, coautor del trabajo.

“Que un organismo adquiriera este tamaño descomunal es algo que ocurrió una sola vez en la historia de la vida en la Tierra. Encontrar a los primeros gigantes es vital para entender qué les permitió crecer tanto, ya que si bien desde un punto de vista ese tamaño les otorgaba una ventaja defensiva contra la predación, por otro lado les exigía una fantástica cantidad de energía para soportar su propio peso, caminar, moverse, reproducirse… Presentaba múltiples desafíos biomecánicos, ya que su cuerpo estaba sujeto a presiones muy grandes. Por eso un elefante no puede correr, porque sus huesos no lo resistirían”.

Comentarios