RADIO MITRE ROSARIO

Habló uno de los imputados por la quema de los humedales: “En las islas no hay control, es tierra de nadie”

El empresario Raúl Morist afirmó que sus terrenos fueron heredados y que “no busca beneficio económico”. “Esta me perjudica en todo sentido”, sostuvo.


Hace unas semanas trascendieron los nombres de algunos de los propietarios de los campos en los que se están produciendo la quema indiscriminada de los terrenos de manera intencional. Todos ellos fueron imputados y los consideran responsables por ser los dueños de las tierras.

Entre los anunciados, está Raúl Morist, titular de una empresa que fabrica y vende lanchas. Según contó el hombre, esas tierras fueron heredadas y las comparte con su hermano y su sobrino pero negó que sean utilizadas para “beneficio económico”.

“Esto a mi me perjudica en todo sentido. Ensucia mi nombre”, manifestó Morist en diálogo con Radio Mitre Rosario y aseguró que “es imposible” controlar lo que pasa en las islas.

“Esto es tierra de nadie, porque todo el mundo va ahí y hace lo que quiere. Cazan, comen asado. Yo tengo un terreno que un paraíso y cada vez que voy tengo que echar gente. Tengo animales que ni siquiera son míos y en mi terreno hicieron 15 casas. Hice denuncias de todo eso”, contó el empresario.

En ese marco, el hombre afirmó que “quiere colaborar” con la investigación y ofreció ceder uno de sus terrenos para que pongan “un destacamento o una comisaría” para que haya seguridad y más control.

Y consideró las acusaciones como “ilógicas”. “A mi me acusan que prendí las islas en febrero, si yo fuera ganadero –que no lo soy- estaría perjudicando al animal porque le estaría quemando el alimento”, argumentó.

Asimismo, se refirió a las responsabilidades que tienen los propietarios de los terrenos en las islas y sostuvo: “Que sea dueño de un terreno no me hace responsable, en la isla falta más control. Es tierra de nadie”.