Tras ganar media sanción en Diputados:

Gran enojo de las cerealeras y el sector bursátil: se oponen a pagar más impuestos para subsidiar el transporte

La cámara aceitera y la Bolsa de Comercio de Rosario expresaron su repudio.

Por Rosario Nuestro Redes

sábado 27 de octubre, 2018

Con una serie de modificaciones tributarias en Ingresos Brutos y en el inmobiliario provincial, la Legislatura busca amortiguar el impacto de la quita de subsidios al transporte que se trae el Presupuesto nacional 2019.

El pasado jueves, la cámara baja provincial dió media sanción a un proyecto del diputado Luis Rubeo cuyo objetivo principale es grabar a los sectores más beneficiados de la economía para afectar al Fondo Compensador del Transporte, evitando un nuevo aumento del boleto.

El proyecto modifica la ley impositiva subiendo las alícuotas de Ingresos Brutos a las cerealeras y aplica un fuerte incremento del inmobiliario a los predios y edificaciones de entidades financieras y agroexportadoras.

El texto aprobado establece que en adelante las cerealeras pagarán el uno por ciento de su facturación de impuesto a los ingresos brutos. Al mismo sector y a los bancos se les triplicará el impuesto inmobiliario. Y se destinará el 10 por ciento de la recaudación del impuesto a los sellos al fondo compensador del sistema.

El diputado provincial Luis Rubeo sostuvo que “se vienen momentos de mayor ajuste, y éste impactará en todos los estamentos de la sociedad, pero especialmente en los sectores más vulnerables”.

Para el legislador peronista, “la provincia de Santa Fe viene asimilando golpe tras golpe fruto de las políticas del macrismo, que ahoga a las economías regionales, atenta contra el empleo, concentra la riqueza en pocas manos y desorganiza la vida de las santafesinas y santafesinos”.

Un baldazo de agua para el sector agroexportador

Los cambios impositivos cayeron mal en el sector agroexportador, que concentra en la región cerca del 80 por ciento de las exportaciones de granos y productos derivados.

“Tomamos esta medida que adoptó la Legislatura de Santa Fe con mucha sorpresa”, resaltó el gerente de Relaciones Corporativas de la Ciara, Andrés Alcaraz. Además afirmó que los diputados que lo avalaron lo hicieron “con falta de información. Se basaron en una irrealidad del sector al tomar como si estuviera en el mejor de los mundos y se ignora la situación actual que, como consecuencia del aumento de las retenciones que dispuso el gobierno nacional, ha reducido notablemente los márgenes de la industria”.

Según Alcaraz, “la presión tributaria del área ya es elevada. Estas medidas están poniendo al sector en una situación dramática y deja en peligro miles de empleos”.

Luego aludió al “falso mito de que el complejo agroexportador es el gran beneficiario de la devaluación. Entre el 80 y el 90 por ciento de la economía de las agroexportadoras está dolarizado, por lo tanto una devaluación del peso le es completamente indiferente”.

El sector bursátil en llamas:

La mañana del sábado la Bolsa de Comercio de Rosario y sus entidades adheridas vinculadas a la cadena agroindustrial conocer su disgusto mediante un comunicado a la prensa expresando el malestar por el tratamiento “relámpago” que tuvo el proyecto en la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe .

La Bolsa señaló que esta nueva carga tributaria ¨recaerá sin dudas sobre las espaldas de los productores agropecuarios, quienes sufrirán una disminución de los precios que reciben por su producción, un incremento en el precio de compra de los insumos necesarios para la implantación de los cultivos y un aumento  de los costos de acondicionamiento de los granos que comercializa a través de acopios¨.

Por otra parte, la entidad bursátil expresó su disconformidad por el hecho de que, existiendo una Mesa de Análisis Tributario en la que participan todos los sectores representativos de la economía provincial y funcionarios del área financiera y de la Administración Provincial de Impuestos, se diera media sanción a esta reforma, sin escuchar razones ni evaluar el impacto que provocará en la actividad productiva.

¨Parece que la única forma que encuentran nuestros legisladores de equilibrar las caídas de recursos es mediante mayores cargas sobre los contribuyentes que producen, lo que podría terminar provocando una reducción de las cosechas¨, concluyó el comunicado.

Comentarios