27°
miercoles 21 de febrero del 2024

Graba el maltrato a su bebé en el jardín poniendo un celular en la mochila

El maltrato que las maestras del Jardín de Infantes Creciendo Kids ejercían sobre los niños saltó a la luz en los últimos días, luego de que una madre grabe a las docentes poniendo un celular en la mochila de su hijo. La reacción entre los padres fue inmediata por lo que muchos optaron por no enviar a sus hijos los días siguientes.  La causa fue caratulada como presunto maltrato. En tanto, la indignación no se hizo esperar luego de que el martes el establecimiento volviera a abrir sus puertas.

Los audios: 

En el primer audio se puede escuchar cómo las docentes ordenan a los chicos en mal tono: «Dale, bajate de ahí… Vos también, ¿qué hacés ahí?». Luego se escuchan las voces de algunos niños, contando algo.
En otro de los audios se escucha: «¿Qué hacés Mateo, quién te dio permiso para correr ese coche? ¿Por qué no lo llevás donde estaba? Dale», responde el adulto a uno de los niños.

Conmocionada por los audios, la madre de D, uno de los niños maltratados, hablo con medios locales: «Es muy triste pero no nos podemos quedar callados, es lamentable que esto pase en una ciudad como Sunchales, donde todos se conocen, es muy triste lo que está pasando».
En la segunda parte de la grabación se puede escuchar de fondo el grito de los pequeños jugando. «Basta Mateo y Dylan, dejen la colchoneta», grita una de las adultas a los chicos. «Dylan cortala. Te vas a quedar toda la mañana en el baño», amenaza la docente.
Los primeros síntomas que empezaron a notar los padres de «D»  fueron que al momento de tener que bañarse no quería entrar al baño. «Cuando le decíamos que no a algo se empezaba a pegar solo en la cabeza. Eso nunca lo había hecho, también nos quería pegar a nosotros», relataron los padres de D.
En otra de las grabaciones se escucha el llanto de un niño. «Dylan está en el baño me parece», responde la maestra. «¿Para qué siguen molestando a Dylan? Para qué van con Dylan», pregunta la mujer. «Si Dylan está en penitencia. Entonces si Dylan a alguna la empuja se embroma».
«¿Que dijeron?», dice otra vez a otra de las niñas. «Y la apoya la promotora», agrega otra de las maestras. «Te voy a llevar al baño, cortala, cortala», amenaza nuevamente la primera mujer.
En un nuevo reto a otra alumna: «Callate «A», cuando vos estabas en la cola también estabas molestando. Nadie se acerca al coche de Dylan ni lo molesta ni nada. El primero que viene con Dylan se va al baño».