radio mitre rosario

Germán de los Santos reveló el rol fundamental de Rosario en el tráfico de armas a la mafia brasileña

El autor del libro Los Monos, contó cómo dos rosarinos traficaban armas estadounidenses al Primer Comando Capital, una de las organizaciones mafiosas más grandes y peligrosas de América Latina.


El periodista del diario La Nación y autor del libro Los Monos, Germán de los Santos, hace meses viene siguiendo una compleja investigación de tráfico de armas ilegales que provienen de exterior, y donde la ciudad de Rosario cumple una pieza clave de distribución a una de las bandas mafiosas más grandes de América Latina.

Son armas de guerra traídas "camufladas en ropa deportiva" desde Estados Unidos al Aeropuerto de Ezeiza, donde gran parte va a parar a Rosario: una porción de armas se contrabandea a Paraguay, con destino a Brasil, y otra gran parte se queda en la ciudad para ser vendida a las bandas mafiosas de Rosario.

“Es una causa muy grande que comienza en 2018 cuando parte de las Fuerzas de Seguridad que dependen del Departamento de Estado de Estados Unidos, detecta que había encomiendas con partes de fusiles AR15. Esas venían reiteradamente hacia la Argentina, al aeropuerto. Después, ese armamento se distribuía en Buenos Aires y en Rosario: a calle San Martín al 2100, que era un depósito donde se guardaba”, relató de los Santos en Radio Mitre Rosario.

Una vez en la ciudad, el armamento viajaba “en colectivo de línea por la empresa Nuestra Señora de Asunción que salía de la Terminal de Rosario hacia Paraguay”, dijo el periodista, agregando que “otra forma que usaban era en una camioneta que estaba ploteada simulando ser de Ejército Argentino”,

Los encargados de los viajes al Paraguay con el cargamento de armas ilegales eran “Fabian y Román Ragusa, dos hermanos de Rosario, que en la causa en la que están involucrados fue elevada a juicio oral”, contó el periodista en diálogo con Eduardo Conforti en El Diario de Mañana.

A su vez, estos dos rosarinos “tenían una relación con dos personajes muy claves que son Ramírez Cantero y León Ocampo, dos paraguayos, que proveían de armamento a una organización muy poderosa: Primer Comando Capital, la organización brasileña más importante de América Latina”, aseguró de los Santos.

“Llama la atención cómo esta gente de Rosario, que no tenía antecedentes criminales, que no pertenecía a ninguna organización ligada al narcotráfico, se involucra en semejante trama con gente muy peligrosa”, subrayó.

“Fuimos a Paraguay, a Pedro Juan Caballero, la zona donde iban estas armas, en la frontera con Brasil, donde es toda una región que está tomado por el Primer Comando Capital”. Además, el periodista de investigación recordó que “hace poco mas de dos meses se escaparon 72 presos de la cárcel de Pedro Juan Caballero cuando dinamitaron parte de los muros para huir”.

“Cuando Gendarmería empieza a detener a los principales integrantes de esta organización, quedó sin estructura, entonces muchos de los proveedores locales de armas de esta gente empezó a mostrarse preocupada”, dijo de los Santos.

Además, “algo que llamó la atención es que” en las escuchas de llamadas telefónicas con la banda mafiosa, estaba involucrada “una persona de Fray Luis Beltrán, que era uno de los que supuestamente proveía armamento”.

El tráfico de armas

Además de los fusiles AR15, “se mandaban a Paraguay cargadores de pistolas Glock 9 mm, los mismos que hoy están apareciendo en la mayoría de los ataques a balazos en Rosario, son cargadores que haciendo una reforma elemental en las pistolas, se convierte en una ametralladora”.

Con estas armas alteradas “hay varios hechos ligados a la banda de Los Monos y a los Romero en la zona norte”.

La organización mafiosa más grande de Brasil enlazada con Rosario

El periodista recordó que “hace como dos años apareció un cadáver en Granadero Baigorria envuelto en una sábana y atado con alambre, que pertenecía a uno de los jefes distritales en Brasil del Primer Comando Capital, con lo cual también nunca se profundizó la investigación sobre qué podría haber estado haciendo este hombre acá”.