golpeados

Gastronómicos rosarinos piden flexibilización de la cuarentena y advierten por el peligro de 6 mil puestos de trabajo

El aislamiento social sólo les permite trabajar bajo la modalidad delivery. Solicitan que las autoridades actúen.


Días de desesperación atraviesa el sector gastronómico local, uno de los más golpeados por el aislamiento social, preventivo y obligatorio dictado por la pandemia del coronavirus. Este jueves desde el gremio que nuclea al sector pidieron a las autoridades medidas de flexibilización de la cuarentena para desarrollar su actividad acorde a las disposiciones sanitarias previstas para prevenir los contagios y advirtieron que peligran 6 mil puestos de trabajo en la ciudad y parte de la provincia.

"La situación de los trabajadores gastronómicos sigue agravándose. El gremio gastronómico local alertó que de no tomarse medidas de flexibilización durante la cuarentena por la pandemia de coronavirus, corren riesgo unos 6 mil puestos de trabajo en Rosario y el sur provincial y unos 100 mil a nivel nacional", expresaron a través de un comunicado.

"Esta es una situación muy especial, sabemos que la de gastronómicos es una de las últimas actividades que serán liberadas, pero los políticos algo tienen que hacer. Tomando ejemplos de otros países, podría flexibilizarse la actividad tomando en cuenta los protocolos que quieran”, propuso el secretario gremial de gastronómicos Rosario, Sergio Ricuperó. En ese sentido, el panorama que adelantó el dirigente gremial es devastador: “Estamos hablando que entre  6 mil puestos de trabajo en Rosario y el sur provincial, y 100 mil a nivel nacional corren un gran riesgo".

Los bares y restaurantes forman parte de uno de los rubros más perjudicados por el aislamiento social dado que son espacios que trabajan con aglomeración de personas. Con todo, por el momento sólo funcionan bajo la modalidad de delivery.