nueva manifestación

Gastronómicos montaron un restaurante en la calle para exigir medidas ante la crisis: los 5 puntos del reclamo

La intervención se emplazó frente a la sede de Gobernación con cocina en vivo y venta de hamburguesas con un bono colaboración. Exigen que se declare la emergencia del sector.


El malestar del sector gastronómico se hizo sentir luego de las restricciones impuestas por la provincia para frenar la circulación de personas por la multiplicación de contagios de coronavirus en Rosario. Este viernes montaron un restaurante en plena calle frente a la sede de Gobernación en Santa Fe y Moreno a modo de protesta y para evidenciar cómo funciona el protocolo en los salones. Piden que se declare la emergencia del sector. Durante qel encuentro, que arranca al mediodía habrá cocina en vivo y venta de hamburguesas.

Esta iniciativa tiene como objetivo lograr que mediante un decreto del gobierno provincial se declare la emergencia del sector, lo que implicaría una serie de medidas que precisan con suma urgencia en el sector para poder subsistir frente a la crisis por la pandemia. Se unieron para esta manifestación los Gastronómicos Unidos de Rosario, los empleados de gastronomía y la Cámara de Foodtrucks.

Por otra parte, remarcaron que la venta de hamburguesas tendrá como objetivo destinar todo lo recaudado a los empleados, ya que afirman que con la restricción horaria de cerrar cada día a las 19.30, perdieron la posibilidad de ganar la propina habitual en el turno nocturno donde mas se trabaja. "Apelamos a la responsabilidad de todos los manifestantes para garantizar un distanciamiento social seguro, con el fin de garantizar la seguridad de los asistentes", pidieron para cerrar el comunicado en el que difundieron la iniciativa.

Los cinco puntos del reclamo

- Exención de IIBB durante 6 meses, y luego bajar el mismo un 50 por ciento

- ATP hasta Marzo 2021

- Financiación a tasa CERO de todos los servicios

- Reducción del 95 por ciento del pago de Contribuciones Patronales

- Exención del pago de todos los impuestos municipales y provinciales mientras dure la crisis.