Causa por lavado de activos

Fundación Messi, una jugada peligrosa

Apareció una empresa constructora de Rosario que estaría vinculada a la entidad benéfica.


En el GPS de la Justicia federal, que investiga presunto lavado de activos y evasión impositiva de Fundación Leo Messi, apareció una empresa constructora de Rosario que estaría vinculada a la entidad benéfica. La firma es la misma que se encargó de desarrollar algunos proyectos financiados por la ONG del crack de fútbol como el nuevo campo de deportes de Leones Fútbol Club en la localidad de Alvear y la remodelación de la Sala I del Hospital de Niños Víctor J. Vilela.

Lo que llamó la atención de los investigadores en medio de la pesquisa, fue que la empresa Constructora I S.R.L. recibió más de 50 millones de pesos de la Fundación para desarrollar el nuevo complejo de Leones Fútbol Club en el barrio privado Ecopueblo de la localidad de Alvear, según consta en la causa judicial.

Lo Curioso es que, en base a lo que indica la Justicia, Jorge Messi envió un correo electrónico al Banco Nación comunicando que la empresa constructora iba a levantar el nuevo espacio deportivo por un costo de 16 millones, mientras que, finalmente, la obra tuvo un saldo de 8, 9 millones de pesos. Por este motivo, el fiscal Ramiro González solicitó el levantamiento fiscal y bancario de Constructora I S.R.L. y, así, determinar cuánto dinero se envió desde España, cuánto se recibió y cuánto se invirtió verdaderamente, y lograr trazar la ruta del dinero.

Algunas curiosidades

La empresa Constructora I S.R.L. tiene como directivos de la Sociedad al Arq. Enrique Bolla (socio gerente) e Irene M. del Carmen Madile (socio). Entre sus trabajos, la compañía participó en múltiples proyectos municipales como la refacción del Anfiteatro Municipal, remodelación de la Sala I del Hospital Vilela, Velódromo, Patinódromo, refacciones en Baco Municipal, también realizó trabajos en la facultad de Humanidades de la UNR, entre tantos otros, según indica la información publicada en su portal.

Un dato llamativo, según a los datos de Afip a los que accedió Rosario Nuestro, es que la constructora cuenta en el registro con dos direcciones diferentes. La primera, que también es la que figura en su página oficial, es Alem 1998 y corresponde al domicilio fiscal. La segunda localización es Pasaje Cajaraville 172, piso 7, departamento A, que es el declarado como legal/real.

Este cronista se acercó a ambas direcciones para corroborar la información, pero en ambos lugares no figura ningún cartel, ni tampoco hay ningún indicio de que allí funciona la empresa. Inclusive, al tocar el portero en reiteradas oportunidades nadie respondió. También se comunicó con el teléfono que figura en la web de Constructora I S.R.L. y al atender la recepcionista, se le solicitó la dirección oficial, pero no hubo respuesta al respecto, sólo se entregó un correo electrónico para enviar material.

En base a lo publicado por el diario La Nación, la dirección de Pasaje Cajaraville correspondería al mismo edificio donde vive el apoderado de la Fundación Messi. Casualmente también los dirigentes de Leones Fútbol Club tienen a personas ligadas a la ONG del astro del fútbol: El joven club tiene como presidente a Luciano Fabián Quiroga, como secretario se encuentra el reconocido abogado Mario José Spirandelli, el vicepresidente del club es Juan Carlos Ricci, amigo de Matías Messi, hermano del jugador del Barcelona como síndico figura Martín Giussponi, responsable de la coordinación y el marketing de Fundación Messi en Argentina, entre otros integrantes que conforman la nómina en el portal de la liga Rosarina.

Nueva investigación en España

La juez María Tardón ha reabierto la causa penal de la Fundación Messi para interrogar al denunciante Federico Rettori, un cooperante que trabajó para la ONG del futbolista entre los años 2012 y 2015. La magistrada de la Audiencia Nacional archivó el proceso el pasado 30 de septiembre sin escuchar al denunciante, que ratificó la querella por blanqueo ante los juzgados de Palma de Mallorca, donde reside Rettori.

El cooperante atribuye a Leo Messi, su padre, su hermano y otras personas del entorno del futbolista los delitos de blanqueo de capitales, estafa, delitos fiscales y delitos contables por los manejos con su Fundación.

Según la denuncia que incluye informaciones de Rosario Nuestro, los ingresos de la fundación “originalmente debían ser destinados a acciones sociales y, en cambio, fueron desviados a otro tipo de actividades privadas o cuentas distintas a las declaradas por dicha Fundación”.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional apoyó el recurso de Rettori contra el archivo de la magistrada, que ya ordenado que se reciba declaración al denunciante, en una fecha y hora que por ahora se desconoce. Cuando archivó la denuncia, la juez Tardón explicó que el relato de hechos se basaba en informaciones periodísticas sin elementos directos que conociera el querellante, lo que según ella le restaba verosimilitud.

Sin embargo, según la querella y como desveló Rosario Nuestro, la Fundación Messi firmó decenas de convenios con patrocinadores que no fueron declarados ni en España ni en Argentina. Serían unos diez millones de euros en los últimos años. Los ingresos recibidos por la Fundación, cuya matriz está radicada en España, están exentos de tributación pero siempre que se destinen a fines sociales. Los contratos no declarados escaparían a esta obligación, según la denuncia, lo que supondría la comisión de los delitos atribuidos según el denunciante.

Para cobrar, la Fundación habría utilizado la misma estructura que quedó al descubierto con los tres delitos fiscales que Messi cometió a título personal y por los que fue condenado por la Audiencia de Barcelona, una pena ratificada después por la Sala Segunda del Tribunal Supremo.