Presunto lavado de dinero

Fundación Messi: la Justicia pidió conocer los movimientos bancarios de Leo y su padre


La causa en la que se investiga presunto lavado de dinero a través de la Fundación Messi por posibles desvíos de fondos, avanza. El juez en lo Penal Económico, Gustavo Meirovich, pidió nuevas pruebas para conocer los movimientos bancarios del jugador y su padre. El objetivo es comprobar si existió el presunto desvío de fondos denunciado por un empleado de la Fundación, Federico Réttori.

Entre las medidas de pruebas que se solicitaron, figuran el pedido de levantamiento del secreto fiscal y bancario de Leo y Jorge Messi, levantamiento del secreto fiscal y bancario de Fundación Privada Leo Messi, con sede en Rosario, y también de la sociedad LIMECU (acrónimo de Lionel Messi Cuccittini), que habría intervenido en la firma de un acuerdo cerrado en 2012 por la Fundación con la compañía uruguaya Lamfur S.A para la comercialización de merchandising con la marca “Fundación Leo Messi” y, por último, informe a la Unidad de Información Financiera (UIF) de todos por posibles Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS).

Cabe recordar que Messi ya había sido condenado por la Justicia de España en junio del 2017 a 21 meses de prisión por haber defraudado al fisco en 4,1 millones de euros entre el 2007 y el 2009. Su padre, en tanto, fue sentenciado a 15 meses. Ninguno fue la cárcel porque carecían de antecedentes penales y la condena era inferior a 2 años.

Mirá también

Los jueces de la cuarta

Según la denuncia presentada a principios de octubre en la Justicia federal, la Fundación del jugador habría sido utilizada como "pantalla" para captar recursos que luego eran presuntamente desviados, parcialmente, hacia cuentas en el exterior de la familia Messi o de terceros, en lugar de destinarse a los fines benéficos previstos.

El caso en Rosario

Desde el juzgado también pretenden reconstruir los hechos sobre qué fue lo que sucedió con la entidad en Rosario y qué rol tuvieron los organismos de control de la Provincia.

La primera filial santafesina de la Fundación Leo Messi fue creada en 2009 y dada de baja por no presentar declaraciones juradas. Se volvió a inscribir en la misma ciudad natal del jugador en 2013 como Fundación Privada Leo Messi, pero la AFIP le bloqueó el CUIT por no haber presentado las declaraciones juradas correspondientes tres años seguidos. Las dos fundaciones, con el nombre ligeramente cambiado, declararon el mismo domicilio, Alvear 1670, donde funciona un estudio jurídico.

En este sentido, la Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ) delegación Rosario trabaja en la investigación y podría bloquearle a la entidad benéfica diversos certificados que son fundamentales para presentar a la hora de llevar adelante cualquier actividad.

Según habían informado a Rosario Nuestro desde el organismo de control, se estableció un plazo determinado para entregar toda la documentación requerida que certifiquen los orígenes y aplicaciones de los fondos de la Fundación, pero no se cumplieron con los lapsos impuestos y los estados contables de la entidad siguen sin ser presentados.

Actualmente en la IGPJ cuentan con dos expedientes: uno denominado “Fundación Privada Leo Messi”, que es la entidad constituida en el exterior y reconocida en Argentina, y el otro es “Fundación Privada Leo Messi Argentina”, que fue constituida en el país para operar solamente en territorio nacional.