grave denuncia

Fuerte protesta en el Hospital Centenario: hallaron gusanos, tierra y hasta un diente en la comida

Un grupo de residentes encabezó una manifestación este jueves en la puerta del centro de salud. Los alimentos son suministrados a pacientes y personal por una empresa que accedió a la concesión por una millonaria licitación firmada por el socialismo.


Un grupo de residentes del Hospital Centenario encabezó este jueves una protesta en la puerta del nosocomio para denunciar el mal estado de la comida suministrada a pacientes y personal del centro salud por una empresa que accedió a la concesión por una millonaria licitación firmada por el socialismo. Hace tres semanas los médicos decidieron dejar de retirar las viandas elaboradas por la firma Catering Gourmet a raíz de haber encontrado gusanos, dientes y tierra en los platos. La compañía provee también el servicio a otros establecimientos provinciales.

"No aguantamos más comer la calidad de esta comida", expresó Romina, una de las manifestantes, en diálogo con este medio."Desde hace un tiempo que venimos teniendo problemas con las raciones de comida. Se han encontrado dientes, gusanos, tornillos, colillas de cigarrillo y tierra en la ensalada", enumeró la joven y aseguró que "muchos médicos se intoxicaron con huevo crudo o la masa de la tarta cruda". La profesional aclaró que la provincia paga las viandas y explicó que "el Hospital Centenario tiene presupuestado 72 millones de pesos anuales para la comida, tanto de médicos como de pacientes".

"La comida es poca cantidad y mala calidad", añadió y afirmó: "Sabemos que tienen (la empresa) una cocina centralizada, que cocinan bajo atmósfera modificada y envasan los alimentos entre cinco y siete días antes de que nos lleguen. La comida llega dura, cruda, la carne no se puede cortar y llega con un color negro".

En ese sentido, los facultativos indicaron que, de acuerdo al pliego de la licitación, la ración diaria le cuesta al Estado provincial 562 pesos. "La comida llega en muy mal estado. La carne es inmasticable de lo dura, se han encontrado tierra, colillas de cigarrillo, dientes, gusanos. Hay residentes que no son rentados y tienen que gastar su plata para pagarse sus alimentos porque esto no se puede comer. La comida no vale la plata que están pagando", se quejó otro de los participantes de la protesta.

La noticia fue dada a conocer la semana pasada por una investigación del periodista de Rosario Nuestro, Ignacio Pellizzón, y generó fuertes repercusiones en la ciudad. Antes de finalizar el mandato,el socialismo volvió a aprobar por doce meses la concesión a la empresa Catering Gourmet para que continúe ofreciendo el servicio de viandas en los hospitales provinciales, pese a las denuncias de médicos residentes.