tenso momento

Fuerte cruce entre Jorge Rial y Marcela Tauro: "Te pido que no sigas dando información anónima"

El conductor de Intrusos increpó a la panelista por una información del caso Mühlberger.


Jorge Rial y Marcela Tauro tuvieron un fuerte cruce al aire en Intrusos cuando debatían sobre la detención del doctor Rubén Mühlberger. La panelista sorprendió a Juan Roccabruna, recepcionista de la clínica del médico de los famosos que fue invitado del programa, diciéndole que lo estaban acusando de haber robado 300 mil pesos, lo que motivó al conductor a que le pida que revele la fuente de su información.

Marcela Tauro le preguntó al aire al entrevistado por una versión muy fuerte que le había llegado: "Te están acusando de haber pasado fondos de él para comprar cosas por mercado pago. Hay una imputación, que te acabo de pasar", dijo la panelista a Rial.

El conductor se motró sorprendido: "¿Es judicial?", le consultó. Pero Marcela respondió: "No, no creo que sea judicial todavía". Y se volvió a dirigir a Roccabruno, quien negó las acusaciones: "Dicen que te autotransferiste 300 mil pesos desde tu teléfono, dicen que robaste las claves de la clínica".

"¿Quién manda esto?", preguntó Jorge, mientras que el abogado del recepcionista afirmaba que esa acusación es muy fácil de desmentir, dado que solo habría que ver las cuentas bancarias involucradas. "Un informante mío", contestó ella en voz baja, lo que provocó la indignación de su colega.

"Bueno, pero tenemos que dar los nombres, Marcela. Yo doy todos los nombres. Si no los damos, estamos... ¿quién es?", enfatizó Jorge enojado, al mismo tiempo en el que el jurista que representa a Roccabruna pedía que la fuente de la panelista hiciese la denuncia ante la Justicia.

Tauro le respondió a su compañero que le mandó por privado el nombre de la persona, y le reiteró que no iba a dar el nombre de su informante. "Perdón, Jorge, pero sabés que en todo lo que dije hasta ahora, no fallé", sostuvo.

Cuando el aire en el estudio se cortaba con un cuchillo, Rial soltó una frase contundente que provocó una cara de pocos amigos de su colega difícil de disimular: "Si no vas a dar nombres, te pido que no sigas poniendo información anónima".