ENTREVISTA

Fito Frati, el hombre que vive en la calle y ganó 500 mil pesos en un ciclo de Telefé


Mario Rodolfo Frati, más conocido como “Fito”, es un hombre de 59 años cuyo nombre se convirtió en tendencia nacional tras vivir en la calle y ganar 500 mil pesos en el programa “¿Quién quiere ser millonario?”. Aunque relató que años atrás había tenido un buen pasar económico, vivió en Roma y fue fotógrafo de artistas como Luis Alberto Spinetta y León Gieco, su realidad es otra desde 2012.

Desde el shopping Unicenter, donde pasa la mayor parte de su tiempo, Fito dialogó con Clarín y compartió detalles y anécdotas de su vida. Entre ellas, que jugó al fútbol en un equipo junto al “Flaco” Spinetta y que una vez estuvo a pocos metros de Perón durante un entrenamiento de San Lorenzo.  Por otra parte, se refirió a aquellas personas que desconfían de la veracidad de su historia: “El dolor te blinda, así que lo que hayan dicho sobre arreglos y demás, ponelo así: “me nefrega”.

Por otra parte, las mozas del bar donde Mario era entrevistado comentaron que va todos los días e “intenta elegir siempre la misma mesa”. Además, lo describieron como una persona muy inteligente y amable. En tanto, él agregó que desde su aparición en el ciclo de Telefé le piden fotos “sobre todo mujeres grandes y nenes chiquitos”.

Fito recordó haber ido al “mejor colegio” del país en la década del 70 y expresó que se salvó de ser desaparecido en la dictudura porque llegó unos minutos tardes a un encuentro en la Unidad Básica de Ramos, donde “habían limpiado a todo el mundo”. A su vez, contó que cuando sus padres fallecieron  los abogados le hicieron firmar cosas que le implicaban ceder todo lo que debía heredar como hijo único.

Fue un fraude, una estafa. Durante un tiempo me sentí culpable, me pregunté por qué. Pero después ya no”, resaltó. No obstante, años anteriores recorrió el país en un Alfa Romeo y detalló que vivió en Chaco, Mar del Plata y Rosario. Además, agregó que quedó viudo en 1999 y que tiene una hija de 28 años en Europa que decidió no reconocerlo como padre. En tanto, después de su travesía, regresó a Buenos Aires en 2012 y comenzó a dormir en la calle.

Después de compartir sus primeras experiencias en su nueva vida, se refirió a la importante suma de dinero que ganó: “Fui al cementerio a donde etán mis viejos a pedirles que me tiraran una. Esto es un milagro. Voy a esperar mientras pueda vivir con poca plata, voy a manejarme con prudencia”. Antes de culminar, comentó que desde el shopping van a ayudarlo a buscar una habitación para transitar el invierno y que unos amigos hicieron una colecta para que vaya a visitarlos a Punta del Este.

x
Paladini flotante