RADIO MITRE ROSARIO

Fiscal Cristina Herrera: “Se primó por los intereses del menor”

La justicia decidió otorgarle la prisión domiciliaria a una mujer detenida que convive con su hijo de 4 años en la cárcel porque el menor supera la edad permitida por la ley para estar tras las rejas.

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 27 de junio, 2018

La ley actual para personas privadas de la libertad indica que los niños y niñas que permanezcan con sus madres en prisión solo podrán hacerlo hasta cumplir los 4 años. En esa instancia, se espera que la familia se haga cargo de los menores hasta el cumplimiento de la pena de la madre. Caso contrario, la Subsecretaría de Niñez intervendrá con la institucionalización de los hijos e hijas, hasta que la mujer pueda salir.

A la interna R, le quedan nueve meses para concluir con su condena. Ante el planteo de la familia de no poder cuidar e niño y que por eso sea apartada del menor, tanto la defensa como la Fiscalía, buscaron salidas alternativas teniendo en cuenta el interés superior del niño. Finalmente la jueza de ejecución, Luciana Prunotto, valoró que la mejor alternativa es que el menor siga bajo el cuidado de su madre.. “Se trata de proteger el interés superior del niño”, explica el fallo.

En contacto con el programa el Puente de Radio Mitre Rosario, la fiscal Cristina Herrera, quien viabilizó la salida del niño del pena,  dijo que el niño estaba en la cárcel con su mamá y concurriendo a jardín de infantes. “Está bueno que no esté más tiempo porque también eso vela por el interés del niño, pero tampoco está bueno que se lo institucionalice por a lo menor un año más que la mama tenía que estar adentro de la cárcel”, opinó.

La fiscal reconoció que la interna ya había tenido el beneficio de la prisión domiciliaria y se la habían revocado por violarla. Pero en este caso dijo: “Se primó por los intereses del menor”. Asimismo indicó sobre la prisión domiciliaria hay un control que se ha solicitado, no solamente del cumplimiento por parte de ella, sino también, de la vigilancia del niño para que siga concurriendo a la escuela. “En el caso de incumplirla, vuelve otra vez a la cárcel y el chico va a sufrir las consecuencias”, argumentó. Y manifestó: “A la madre para tener una libertad asistida le queda un año”.

Comentarios