Recomendaciones

Fiebre amarilla: dónde vacunarse y bajo qué condiciones

La vacuna se consigue en efectores de salud de toda la provincia. También en farmacias. Dónde y por qué es obligatorio tenerla puesta.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 22 de enero, 2018

La demanda de la vacuna fiebre amarilla se expande a lo largo del país como si fuese también un virus. La noticia del crecimiento de infectados en Brasil y el enorme flujo de turistas de Argentina al país vecino se conjugaron para que las 150 dosis que se dan en la Unidad Sanitaria de Frontera se transformen en noticia. Largas colas e incertidumbre hacen al escenario que se repite en más de una ciudad del país. Lo cierto, sin embargo, es que la vacuna se consigue en más de un efector público y en farmacias. Ante la incertidumbre reinante, desde el Ministerio de Salud de la provincia marcaron algunos puntos a tener en cuenta. Rosario Nuestro, además, dialogó con distintas farmacias para dar luz frente al panorama.

Dada de baja, habilitada, en faltante, con orden de un médico: las farmacias son un mundo aparte respecto a la vacuna contra la fiebre amarilla. Desde la redacción de Rosario Nuestro se levantó el teléfono más de una vez y las respuestas fueron siempre distintas. Tres comercios dijeron que la droga se comercializó alguna vez, pero que desde el verano de 2017 está en faltante. La vacuna, coincidieron, se vende con el nombre de Stamaril y con la orden de un médico no tiene ninguna restricción para su compra. Su último precio de venta, hasta diciembre de 2017, según los datos obtenidos por este portal, fue de $ 758.94.

Desde la farmacia López, en la zona centro de la ciudad, informaron que la droga “no está dada de baja” en el manual de comercialización de medicamentos que usan las farmacias, por lo tanto “está habilitada” para su venta. Por otro lado, en la farmacia Capponi de barrio Belgrano, informaron que en el caso que la vacuna se consiguiese en farmacias, el certificado de vacunación que ellos brindan no serviría para salir del país, sino que sólo es útil el emitido por los entes oficiales.

Según informó el Ministerio de Salud de la provincia, en Rosario, la vacuna se consigue en más de un efector público provincial: el Hospital Centenario (Urquiza 3101), el Hospital Provincial (Alem 1450), el Hospital Carrasco (Avellaneda 1402) y el Hospital Vilela (Virasoro 1855).  Y a lo largo de toda la provincia, la vacuna es accesible. Para conocer cada dependencia provincial que la ofrece, hace click acá.

Por su parte, la ministra de Salud, Andrea Uboldi, explicó que, durante el período previo a las vacaciones, se insistió en base a  la situación epidemiológica real de Brasil. “Esta es una vacuna que puede ser exigida para ingresar a ciertos países, porque está sujeta al Reglamento Sanitario Internacional. En el caso particular de Brasil, no está pidiendo la colocación de la vacuna y Argentina tampoco exige su inoculación para salir del país”, remarcó la funcionaria.

Uboldi explicó, además, que la vacuna no tiene un efecto inmediato: se necesitan, si es la primera vez que se la pone, unos 15 días para generar anticuerpos. “Por eso desaconsejamos que la persona con el auto cargado y el día previo a viajar concurra a un efector a vacunarse, esto no corresponde y tienen la indicación los vacunadores de no aplicar la dosis”, sumó. Y además, hizo hincapié en que, desde 2016, la vacuna se aplica una vez en la vida, es decir que quienes ya se la aplicaron desde ese año a la actualidad y tenga el certificado, no necesita volverse a vacunar.

 

¿Qué es la fiebre amarilla y cómo se transmite?

Es una enfermedad viral que se transmite a través de la picadura de mosquitos hematófagosinfectados previamente por el virus, perteneciente a la familia Flaviviridae.

Se describen clásicamente en América dos ciclos de transmisión de la fiebre amarilla, el selvático y el urbano. El ciclo selvático, es mantenido entre primates no humanos y mosquitos típicos de la selva. En el ciclo urbano, intervienen el hombre y mosquitos Aedes aegypti, vector con características domésticas.

 

Recomendaciones frente a la vacunación contra fiebre amarilla

La Sociedad Argentina de Vacunologia y Epidemiología (SAVE) expresó algunos conceptos claves en relación a la vacunación contra fiebre amarilla:

Solo deben recibir la vacuna: 

Aquellos viajeros que visiten áreas de riesgo y NO tengan contraindicaciones. Estas zonas son:

• Las áreas geográficas que se han incorporado a las recomendaciones son los estados brasileños de Río de Janeiro, San Pablo, Espíritu Santo y gran parte de Bahía incluyendo las ciudades de Salvador de Bahía y Praia do Forte.

• Los destinos de la costa como Florianópolis, Camboriu, Fortaleza, Natal, Recife, entre otros.

No requieren vacunación:

Aquellos que viajen tanto por tierra o por vía aérea a destinos situados en la costa de los estados de Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul ni quienes permanezcan menos de 72 horas en una zona de riesgo como escala de viaje.

Recomendaciones y explicaciones

• Se debe priorizar la vacunación a aquellas personas que van a realizar viajes en el corto plazo con el fin de optimizar la utilización del insumo y no saturar el sistema de salud.

• La vacuna contra fiebre amarilla debe aplicarse al menos 10 días antes del viaje y no es necesario recibir refuerzos ya que una UNICA DOSIS es suficiente para estar protegido a lo largo de la vida.

• El gobierno de Brasil NO EXIGE el Certificado Internacional de Vacunación contra fiebre amarilla para ingresar a dicho país. NO es obligatoria la vacunación para viajar a Brasil.

• La vacuna es elaborada con virus vivos y atenuados por lo que está CONTRAINDICADA para los menores de 6 meses; embarazadas; para quienes tengan alteraciones del sistema inmune, personas con enfermedad del timo, miastenia gravis, síndrome de Digeorge, tumores malignos, trasplantes de órganos, patologías que requieran tratamientos con inmunosupresores y/o inmunomoduladores, siendo mayor el riesgo que el beneficio en todos estos casos.

• Se debe tener precaución especial con los niños entre 6 y 9 meses de edad (evaluar indicación en situación de brote), adultos mayores de 60 años de edad, VIH asintomáticos y lactancia, por lo que en estos casos se recomienda evaluar el riesgo beneficio de la vacunación bajo asesoramiento médico.

• La fiebre amarilla es una enfermedad viral que se transmite a través de la picadura de algunas especies de mosquitos. Las estrategias de prevención, además de la vacuna, son la aplicación de repelentes; el uso de ropa de mangas largas y de colores claros.

¿Qué manifestaciones clínicas representa la Fiebre Amarilla?

Las manifestaciones clínicas son variables y van desde formas asintomáticas, pasando por formas leves con sintomatología inespecífica, hasta la fiebre hemorrágica clásica. El período de infección aparece 3 a 6 días después de la picadura del mosquito. El comienzo es abrupto, y el paciente presenta fiebre mayor de 39 grados, escalofríos, cefalea, náuseas, mareos, malestar general y dolor muscular, congestión facial. Este período dura de 3 a 6 días y el paciente se encuentra virémico, por lo que puede ser fuente de infección para mosquitos.

Comentarios