24°
jueves 18 de abril del 2024

Fernando Signorini, sobre las reiteradas lesiones en el fútbol argentino: “Ya el negocio es más importante que todo, incluso la salud de los deportistas”

El ex preparador físico de Diego Maradona habló en “Última Jugada”, de Radio Mitre Rosario, ante la ola de roturas de ligamentos en Copa de la Liga. Además, El Profe contó una cómica anécdota de su paso por Central, entre César Luis Menotti y El Negro Fontanarrosa.

Fernando Signorini, mítico preparador físico del fútbol argentino y de Diego Maradona, brindó declaraciones sobre la ola de lesiones en la actualidad de la Copa de la Liga. El Profe habló en el programa “Última Jugada”, de Radio Mitre Rosario (96.5), integrado por Nicolás Filomeno, Federico Rosolani, y Karen Fraysse.

Sobre la situación actual donde se registraron unas 19 roturas de ligamento cruzado en los últimos tres meses de la Primera División, Signorini afirmó: “Es la insensibilidad, ya el negocio es más importante que todo, incluso la salud de los deportistas. Las presiones llegan desde todos lados, es la locura de los entrenamientos y las cargas brutales que se le exigen a los jugadores”. En este sentido, recordó: “En 2019, en un campeonato corto, hubo 22 roturas de ligamentos cruzados y es extraño porque prácticamente es el único país del mundo donde se produce este fenómeno de manera tan masiva y continua”.

En la misma línea, el PF agregó: “Las lesiones se van a seguir produciendo porque nadie le va a poner freno a recargar los calendarios de manera brutal, de jugar en cualquier lado, como lo que va a hacer Boca ahora mismo de jugar en la altura sin adaptación previa”. Por otra parte, El Profe comentó que “el doctor Lentini, una de las máximas autoridades de fisiología de altura, ha dicho que se necesita una semana de adaptación por cada mil metros de altura. ¿Pero quién te va a dar los jugadores un mes antes para adaptar?”

“A esta altura creo que los principales culpables y responsables son los jugadores de fútbol que nunca dicen nada, han decidido ser ovejas del rebaño que el poder maneja a su gusto y paladar. Ya no está El Pelu de Fiorito (Diego Maradona) para alzarle la voz al poder, los jugadores de ahora saben que, si ellos se exponen, el serrucho sigue afilado y también les pueden cortar las piernas”, sentenció Signorini.

Rememorando una experiencia vivida en su paso por Rosario, el preparador físico relató: “Cuando estábamos en Central, llegó Gustavo Barros Schelotto y estábamos en un hotel. A mi me gusta constatar, lo que yo considero más importante, que es el equilibrio muscular entre los distintos grupos musculares, sobretodo del tren inferior. Entonces en un momento medimos la fuerza de los abductores y noté que no tenía prácticamente fuerza, yo no ejercía fuerza y a él se le salían los ojos de las órbitas de la fuerza que estaba haciendo”. Luego, continuó: “Le dije: ‘Vos así no podés jugar porque vas a ir directo a una pubalgia’; entonces me dice alarmado: ‘¿Cómo pubalgia profe? Si me operaron hace 30 días’. Resulta que había pasado el control médico en Rosario sin ver en las condiciones que estaba”.

“Eso hoy sigue pasando, inclusive en los equipos de más alta reputación a nivel mundial. Esto es lo mismo que tener una mesa de dos patas en la que una pata es muy potente y otra un escarbadientes”, completó El Profe.

Por último, Signorini expresó que le gustaría volver a Rosario y contó una cómica anécdota que data de 2002 e involucra a César Luis Menotti y Roberto Fontanarrosa. “Me acuerdo cuando venía el Negro Fontanarrosa el día anterior al partido porque siempre quería saber la formación del equipo, entonces él estaba ahí dando vueltas hasta que en un momento se animaba y preguntaba: ‘Bueno César, ¿Cómo salimos mañana?’”, inició el relato.

Luego, agregó: “Entonces César empezaba: ‘Tombolini, Ferrari, Cata Díaz, Tagliamonti, Papa…’, a lo que Fontanarrosa decía: ‘¿Papa? ¿Cómo Papa? Flaco, ¡nos van a matar a todos!’. Entonces Menotti le decía: ‘Vos seguí escribiendo las boludeces que escribís que de fútbol no sabés nada’“.