RADIO MITRE ROSARIO

Farías acusó a la oposición de “echar un manto de sospecha en el proceso electoral” ante el plebiscito de Reforma Constitucional

El ministro dijo que que decidieron suspender el referéndum porque que se utilizó de forma negativa en en la campaña.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 9 de mayo, 2019

El gobernador Miguel Lifschitz, acompañado por su gabinete, anunció esta mañana en Santa Fe la suspensión de la consulta popular sobre la Reforma Constitucional que se iba a realizar el 16 de junio en simultáneo con la elección general.

Sobre este tema, el ministro de Gobierno Pablo Farías, habló con Radio Mitre Rosario y manifestó que la decisión está relacionada con la utilización que le dio la oposición a esta propuesta. Por otra parte aclaró que refirman la voluntad de reforma y que no cambiaron de parecer. “Hay temores y dirigentes políticos que esta aferrados a modelos institucionales que ya han sido superados”, dijo en referencia a sectores del Justicialismo.

Según el ministro desde las primarias, pero particularmente en los últimos días, hubo una utilización de esta convocatoria que a su juicio ha sido negativa para que los ciudadanos se expresasen libremente.

“Digo que de forma negativa, porque cuando el gobernador hace esta convocatoria lo hace con la convicción de que estaba tomando parte de lo que planteaba la oposición como posibilidad y, de esta forma, lo dejábamos en manos de los ciudadanos”, remarcó.

Para Farías este llamado “se utilizó de forma negativa en la campaña y se pretendía echar un manto de sospecha en el proceso electoral”. Por lo tanto, explicó que es un efecto contrario al que se procura cuando se convoca a una consulta de este tipo.

Posteriormente señaló que el plateo de la oposición no tenía sustento, y que además fue rechazado por el Tribunal Electoral porque “es absurdo” que el gobernador no pueda plantear una consulta popular que no es vinculante.
“Sobre esto se hicieron afirmaciones muy fuertes. El Tribunal Electoral dispuso que hagamos un proceso electoral independiente y autónomo del proceso formal”, contó Farías y según dijo después, la oposición sostenía que, esta forma de hacer la consulta popular, iba a conducir a una manipulación del proceso electoral.

Ante esto el ministro remarcó que “eso nunca estuvo en las aspiraciones del Frente Progresista utilizar el referéndum con fines proselitistas. “Lo que sí está claro que de ahí se intentaba echar sombra en el proceso electoral”, disparó contra la oposición.

A esta altura y después de todos los pasos que se dieron para lograr la reforma, el análisis político que hace Farías de sus opositores es que siempre intentaron obstaculizar la medida en todas las instancias, especialmente en las legislativas promoviendo giros a comisiones y cuando la Legislatura pidió el tratamiento espacial. “Me parece que hay una falta de voluntad absoluta de reformar la Constitución, hay temores y dirigentes políticos que esta aferrados a modelos institucionales que ya han sido superados”, dijo para finalizar.

Lifschitz suspendió la consulta popular por la reforma de la Constitución

Comentarios