CAMIÓN DE BOMBEROS ATRAPADO EN PICHINCHA

“Fallamos como sociedad, desde el que estacionó mal hasta el Estado que no retiró el vehículo”

El Director General de Tránsito, Gustavo Adda, analizó la situación que se vivió en Santiago y Jujuy.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 28 de diciembre, 2018

La velocidad del conductor de un camión de bomberos por atender una urgencia se cruzó con la negligencia de un automovilista que dejó su coche mal estacionado sobre una vereda de Pichincha. ¿Las consecuencias? Más de 15 minutos de maniobras para escapar luego de quedar atrapado en una esquina.

El hecho ocurrió este jueves por la noche en Santiago y Jujuy, en el medio de la euforia colectiva de cientos rosarinos que disfrutaban de la jornada en las cervecerías de la zona, cada vez más habituales en el barrio.

El video que se viralizó en las redes sociales dejó en evidencia el descontrol que reinó en Pichincha. Autos estacionados en ambas manos cuando la normativa no lo establece los días jueves en ese sector.

Gustavo Adda, Director General de Tránsito, habló con Rosario Nuestro y analizó la situación que se vivió anoche: “Esto nos tiene que llamar la atención. Fallamos como sociedad entera desde el momento en el que había un vehículo mal estacionado y el Estado no lo retiró, hasta la decisión última de quien dijo ‘Yo voy a estacionar total no pasa nada’“.

En diálogo con este medio, Adda sostuvo que el error no se debió a la falta comunicación ni tampoco con el desconocimiento de las normas por parte de los conductores: “No tiene que ver con el desconocimiento, sino con no contemplar con las consecuencias que acarrea incumplir las normas aún conociéndolas. Cualquiera que tiene licencia de conducir conoce que de mano izquierda no se puede estacionar, hay un cartel indicador y sabe interpretar este cartel indicador”.

Sin embargo, pese a la autocrítica, argumentó que en la noche del jueves en la que ocurrió el incidente, el Estado sí estuvo presente: “Hubo control en la zona. Solo en la calle Jujuy remitimos 12 vehículos, también hubo tres decenas de controles del alcoholemia en Oroño y Jujuy. El Estado estuvo presente, pero hubo una decisión particular de incumplir la norma y generar este inconveniente”.

Y agregó haciendo hincapié en la infracción del conductor que estacionó sobre la mano izquierda: “Hay una molestia que se genera a la sociedad por la comodidad individual, puso su necesidad y urgencia por encima de los demás, fue una decisión meramente egoísta. Lo público es de todos”.

Por último, Gustavo Adda explicó cuáles serían las sanciones que se le podrían caerle al automovilista: “El juez de falta puede aplicar del mínimo hasta el máximo, incluso puede haber inhabilitación. Se pueden realizar cursos de rehabilitación o talleres de concientización para el conductor”.

Comentarios