RADIO MITRE ROSARIO

Fabricación en Argentina de la Sputnik: “La gran producción probablemente comience el año que viene”

Carlos Zala, integrante del Consejo Internacional de Expertos Científicos sobre la vacuna rusa Sputnik V, aseguró que la producción local pondrá al país "en una situación interesante con respecto a otros países que también produce”.


Tras la llegada del primer lote de principio activo para comenzar la fabricación de la Sputnik V contra el coronavirus en Argentina, el integrante del Consejo Internacional de Expertos Científicos sobre la vacuna rusa, Carlos Zala, vaticinó que "la gran producción probablemente comience el año que viene", aunque consideró que esto pondrá al país "en una situación interesante con respecto a otros países que también produce”.

En diálogo con El Puente de Radio Mitre Rosario, el experto aseguró: “Sería fantástico no solo por el país sino también para Latinoamérica o los países donde Argentina podría exportar. Además, podría ser un inicio de un desarrollo en el área de la farmacología que nos pondría en una situación interesante con respecto a otros países que también produce”.

Consultado sobre los tiempos que se precisan para que se inicie la fabricación en gran volumen, dijo: “La gran producción probablemente comience para el año que viene, pero ojalá se pueda empezar a producir este año. Despacito, pero vamos a ir cubriendo todas las necesidades de la población, pero estando alertas a todas las variantes. Ya se están preparando las nuevas Sputniks para las nuevas variantes, ya se está pensando en cómo adaptar la vacuna para enfrentar esta nueva situación”.

Vemos que las infecciones se están trasladando a grupos etarios menores entre 40 y 35 años. En algunos países, como Estados Unidos, empezaron a vacunar a los niños porque los epidemiólogos afirman que esto se va a trasladar a los niños y esto nos tiene que preocupar, más aún con esto que se debatió en las últimas semanas con respecto a la presencialidad en las escuelas”, analizó Zala acerca de cómo fue variando la franja etaria de mayor contagiosidad y remarcó: “La máxima efectividad de la vacuna es dar las dos dosis en el tiempo que corresponda”.

Por último, dejó en claro que la pandemia no finalizará con la inmunidad de rebaño y que dejará algunos aspectos en la vida cotidiana que ya no volverán a ser como antes: “Por más que exista una gran parte de la población vacunada, se va a extender el estado de alerta y cuidado hasta que estemos totalmente seguros que el virus circula en una mínima parte de la población no vacunada y también vacunada, porque alguno de los infectados puede terminar en el hospital también. La vacuna es una parte importantísima del control de la pandemia, pero no va a ser la única herramienta que vamos a tener disponible. El tema de volver a la normalidad tiene un signo de interrogación todavía y es muy probable que algunos cambios estén para quedarse”.

x
Paladini flotante