CORONAVIRUS

Estiman que más de un millón de mujeres podrían discontinuar el uso de anticonceptivos por la pandemia

Lo informó este viernes el Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa). Falta de ingresos y dificultad para obtenerlos, los principales motivos.


Más de un millón de argentinas podrían discontinuar el uso de anticonceptivos modernos, sobre todo los de corta duración, a causa de la pandemia por coronavirus, informó este viernes el Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa), a la vez que destacó medidas gubernamentales adoptadas para garantizar el acceso a información y métodos de contracepción.

La situación revelada por el organismo de Naciones Unidas se da porque un 65% de mujeres verán afectados sus ingresos familiares y el 35% tendrá dificultades para obtenerlos en los servicios públicos de salud, ya sea porque estos no funcionan, porque quedan desabastecidos o porque registran una disminución en la demanda por temor al contagio.

Como resultado, el porcentaje de mujeres y personas con capacidad de gestar de entre 15 y 49 años con Necesidades Insatisfechas de Anticoncepción "retrocedería en el país a los niveles de hace veinte años, pasando de 11,1% a 17.7%".

Estas afirmaciones surgieron del estudio 'El impacto de Covid-19 en el acceso a los anticonceptivos en Argentina', elaborado por Federico Tobar, asesor regional en Insumos de Salud Reproductiva de Unfpa.

Allí también se reveló que el mayor impacto se registró en el acceso a los métodos de corta duración, como los preservativos, los anticonceptivos orales o inyectables.

"Aquí Argentina es más vulnerable" que otros países porque el 81% de las usuarias utilizan este tipo de métodos mientras que el promedio regional es de 57%.

"La pandemia de Covid-19 impacta sobre las Necesidades Insatisfechas de Planificación Familiar en América Latina y el Caribe llevándolas a los niveles registrados en forma previa a la Conferencia Mundial de Población y Desarrollo de el Cairo", señaló Tobar, en referencia a la reunión realizada en 1994.

La oficina argentina de Unfpa informó que en contexto de pandemia continúa brindando apoyo técnico y asesoramiento al Plan Nacional de Prevención del Embarazo no Intencional en la Adolescencia (ENIA) llevado adelante por los ministerios de Salud, de Desarrollo Social y de Educación.

El último informe bimestral del Plan ENIA mostró la forma en que el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) afectó las actividades planificadas, pero también dio cuenta de las medidas tomadas para seguir garantizando el acceso a las capacitaciones, las asesorías y la entrega de métodos anticonceptivos a través de los servicios de salud.

“El Plan ENIA se ha instalado como una de las políticas de Estado fundamentales y está avanzando para que más adolescentes puedan acceder a sus derechos sexuales y sus derechos reproductivos” destacó Mariana Isasi, oficial de enlace Unfpa Argentina, que hoy participó del reporte matutino del Ministerio de Salud sobre coronavirus.

La funcionaria agregó que "la continuación del programa en este contexto es sin dudas un gran desafío”.

El documento del organismo de ONU se difundió hoy, 4 de septiembre, establecido como el Día Mundial de la Salud Sexual.

La fecha fue incorporada por la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS por sus siglas en inglés), que considera que se trata de "un problema de salud pública" que requiere "una atención específica" en época de pandemia.

Pero también recuerda la importancia de "celebrar y promover el placer sexual, para resaltar las posibilidades de acceder a una vida sexual placentera, libre de coerción, motivando a las personas a buscar resultados positivos de la actividad sexual, explorando sus cuerpos y relaciones".