como jefe de una asociación ilícita

Esteban Alvarado seguirá detenido por los atentados al Poder Judicial


Estaban Lindor Alvarado permenecerá en prisión preventiva desde el día este lunes, tras leerse las acusaciones en su contra. El joven, acusado de ser el autor de los atentados contra el Poder Judicial, fue imputado por los delitos de “Jefe de Asociación ilícita en calidad de autor; y por amenazas coactivas calificadas con la intención de obtener una medida o concesión por parte de cualquier miembro de los poderes públicos, teniéndolo como instigador del mismo en tres ocasiones”. Junto con Alvarado, imputaron a otras cinco personas acusadas de ser miembro de dicha asociación ilícita.

El viernes 7 de junio comenzó en la Oficina de Gestión Judicial del Centro de Justicia Rosario la audiencia imputativa que concluyó en el día hoy. En la misma, se imputó a Esteban Lindor Alvarado por los delitos de “Jefe de asociación ilícita en calidad de autor y amenazas coactivas calificadas con la intención de obtener una medida o concesión por parte de cualquier miembro de los poderes públicos, teniéndolo como instigador del mismo en tres ocasiones”.

Según informaron fuentes judiciales, Alvarado es acusado por ser el responsable de los atentados contra el Poder Judicial, entre ellos la balacera contra el domicilio de una empleada del Ministerio Público de la Acusación.

Con la mafia no se jode: Los hechos

El 10 de diciembre del 2018, pasadas las 2 de la mañana, dos personas que se trasladaban a bordo de una motocicleta oscura por calle Balcarce desde el norte, se detuvieron frente a la puerta de los Tribunales Provinciales de Rosario (Balcarce 1651) y el acompañante del conductor efectuó al menos 12 disparos con proyectiles .9 milímetros hacia la puerta de calle Balcarce, dejando un cartón de 15cm por 20cm en el cuál tenía escrito en letra imprenta “con la mafia no se jode Atte: Esteban Alvarado”.

En misma fecha, pero unos minutos más tarde, en el Centro de Justicia Penal de Rosario (Sarmiento 2850), dos personas se trasladaban en una motocicleta tipo enduro color roja y blanca, cuando ingresaron por la vereda de la plaza central de la manzana donde se encuentra dicho edificio y al momento de arribar a la esquina noroeste, la persona que iba como acompañante, arrojó un cartel con la inscripción “Con la mafia no se jode, Atte: Esteban Alvarado” y automáticamente efectuó al menos 5 disparos de arma de fuego contra el edificio.

Previo al hecho y con el objetivo de desviar la atención del personal policial de vigilancia, M. G. (ya imputada el 22 de diciembre del 2018) generó una maniobra distractiva simulando sentirse enferma frente a los oficiales policiales que estaban en el lugar.

El 14 de enero del 2019, en calle Rioja al 500, Alvarado ordenó a tres personas que dejaran de forma anónima la cabeza de un perro dentro de una caja en la puerta de la vivienda de una empleada del Ministerio Público de la Acusación, con el fin de alarmarla y con el propósito de obtener una variación del curso de investigación del homicidio de Lucio Maldonado, cuerpo hallado el 13 de noviembre de 2018 en la zona de Circunvalación y Oroño de Rosario.

Además, al acusado se le atribuye ser el Jefe de una asociación ilícita destinada a cometer delitos, al menos desde el periodo de agosto de 2018 hasta el 29 de abril de 2019, período en el cuál se dirigió la administración de recursos materiales y humanos con fines delictivos.

La asociación en cuestión, repartía sus tareas entre personas que conforman tres estamentos diferenciados: el primero de ellos integrado por quienes bajo sus órdenes procuraban los medios materiales para la comisión de delitos contra la propiedad y contra las personas. Estas personas proveían armas y vehículos a la organización, contactaban y retribuían económicamente a las personas a cargo de ejecutar delitos, llevaban a cabo tareas de seguimiento, e identificación de personas, e intimidaban a personas, para obtener algún beneficio para la organización.

El segundo de los estamentos constituido por un grupo de personas que en cumplimiento de sus órdenes llevaban a cabo hechos ilícitos y delictivos tendientes a dotar de impunidad los hechos ejecutados por los integrantes de la organización. Esa tarea era cumplida con el aporte de profesionales, personal policial y otras personas. Entre las tareas realizadas, se encuentran la de brindar información falsa a los investigadores del MPA, aportar información reservada de las investigaciones en curso al jefe de la organización, omitir llevar a cabo tareas propias de su función en relación a la localización y detención de Alvarado y simular operativos policiales para incorporar información falsa a las investigaciones.

El tercer estamento está integrado por un grupo de personas que se encargaba bajo las directivas de Alvarado de gestionar un entramado de empresas comerciales y unipersonales que le permiten ocultarse tras el amparo que brindan las estructuras societarias. Empresas investigadas, dedicadas especialmente a actividades de logística, transporte y comercialización de rodados y empresas unipersonales.

Através de ellas se proveían bienes muebles, inmuebles y servicios a toda la estructura; recursos materiales y humanos disponibles para la comisión de delitos; inmuebles para que vivan sus miembros y para guardar rodados de la organización; dinero para pagar a personas para obtener de ellas información y otras tareas que permitan la ejecución de diversos delitos; rodados de distinto porte que tenían disponible para el traslado de los integrantes y la comisión de delitos, y personal dependiente de las sociedades disponibles para distintas tareas operativas de la organización.