EEUU

Estas son las primeras medidas que tomará Biden contra las políticas de Trump

El reciente presidente electo de Estados Unidos planea firmar una serie de órdenes ejecutivas después de asumir el cargo el 20 de enero, tendrá prioridades radicalmente diferentes a las del actual mandatario Donald Trump.


Joe Biden, el reciente presidente electo de Estados Unidos, planea firmar rápidamente una serie de órdenes ejecutivas después de asumir el cargo el 20 de enero, previendo que la política del país ha cambiado y que su presidencia se guiará por prioridades radicalmente diferentes a las del actual mandatario, Donald Trump.

Según informaron fuentes de su entorno, Biden se reincorporará a los acuerdos climáticos de París y a otros compromisos que ha asumido en los últimos meses. En relación a las políticas tomadas para combatir la pandemia, revertirá la salida del presidente Trump de la Organización Mundial de la Salud.

En cuanto a las políticas migratorias del país, revocará la prohibición a la inmigración de muchos países de mayoría musulmana y restablecerá el programa que permite a los “soñadores”, que fueron traídos ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños, permanecer en el país, según personas familiarizadas con sus planes.

Según estas principales medidas, el cambio de Trump a Biden será uno de los más sorprendentes en la historia de Estados Unidos.

Biden planea crear un grupo de trabajo para abordar el tema del coronavirus este lunes, en reconocimiento de que la pandemia será el problema principal que debe enfrentar.

El grupo de trabajo, que podría comenzar a reunirse en unos días, estará copresidido por el ex cirujano general Vivek H. Murthy y David Kessler, ex comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Sin embargo su mayor desafío estará en el Congreso, aunque los demócratas tendrán una mayoría reducida en la Cámara baja, la composición final del Senado aún no está clara. Eso se decidirá el 5 de enero, con dos elecciones de segunda vuelta en Georgia. Los demócratas tendrían que ganar ambas contiendas para tener el control efectivo del Senado, con la vicepresidenta Kamala D. Harris como voto de desempate, mientras que los republicanos conservarían una pequeña ventaja al ganar al menos una.

“El equipo para las políticas de transición, ahora se están enfocando mucho en el poder ejecutivo”, dijo un aliado de Biden que ha estado en contacto con su equipo quien, como otros entrevistados, habló con el Washington Post bajo condición de anonimato para discutir asuntos privados.

Un Senado en manos de los republicanos, o incluso uno con una mayoría demócrata estrecha, probablemente afectará las elecciones para el Gabinete de Biden dado el poder que tiene el Senado para confirmar a los nominados.

Un Congreso estrechamente dividido podría obstaculizar los esfuerzos de Biden para realizar acciones legislativas radicales sobre la reforma migratoria. El presidente electo también ha dicho que enviaría un proyecto de ley al Congreso que deroga las protecciones de responsabilidad para los fabricantes de armas y cierra las lagunas de verificación de antecedentes. Se ha comprometido a derogar los recortes de impuestos aprobados por los republicanos de 2017, un esfuerzo que podría verse obstaculizado si los republicanos sostienen la mayoría del Senado.

No obstante, sin la cooperación del Congreso, Biden ha dicho que planea restablecer inmediatamente la reversión de Trump sobre 100 reglas de salud pública y ambiental que la administración Obama tenía en vigor.

Gran parte de la agenda inicial de Biden, incluidas las leyes a priorizar, se determinará en las próximas semanas a medida que su equipo de transición comience a asumir un papel mucho más destacado.

x
Paladini flotante