PIÑAS VAN, PIÑAS VIENEN

Escándalo en un clásico de Brasil


El clásico entre Bahía y Vitoria terminó en un escándalo mundial. El partido estaba 1-1 cuando el árbitro decidió dar por terminado el partido ya que el conjunto visitante se había quedado con seis jugadores, algo que no está permitido por el reglamento.

Nueve jugadores vieron la tarjeta roja y, al no tener la cantidad de futbolistas necesarios para seguir, el juez decidió suspender las acciones y le dio por ganado el partido a Bahía.

El momento más caliente del choque se dio después del empate de Bahía. Vinicius, autor del gol, se fue a festejarlo contra la tribuna del equipo rival y todo terminó en una batalla campal que quedó registrada por las cámaras.

Mirá el bochornoso final entre Bahía y Vitoria:

x
Paladini flotante