la primera del país

Escándalo en el recinto: con una planta de marihuana, Diputados aprobó el autocultivo de cannabis medicinal

Legisladores santafesinos dieron media sanción al proyecto que regula su producción con fines terapéuticos.


Con una planta de marihuana en el recinto, la Cámara de Diputados de Santa Fe dio media sanción al proyecto de autocultivo de cannabis con fines terapéuticos. Se trata de una norma trabajada y militada durante años junto a organizaciones cannábicas.

Durante el debate en el recinto, Agustina Donnet, del Frente Igualdad, sacó de su bolso una planta de cannabis para presentárselas al resto de los diputados en el marco de la aprobación del proyecto de ley de abastecimiento de cannabis con fines terapéuticos.

Por su parte, Amalia Granata, de Somos Vida, anticipó que va a votar en contra: "Conocemos la planta y conocemos el daño que hace la marihuana, por la adicción que lleva a jóvenes a iniciarse en drogas más drogas y profundas". "Es un delito tener esa planta aquí, es una falta de respeto. Me causa mucho dolor observar esta situación", aseguró el diputado Walter Ghione, del mismo bloque que Granata.

La iniciativa busca regular la actividad, apuntando a darle un respaldo legal a "sembrar, cultivar y guardar cannabis y sus derivados" para uso terapéutico. Asimismo, prevé la creación de una autoridad de aplicación (a cargo del Ministerio de Salud provincial), y un programa de producción que deberá trabajar en conjunto con la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Pacientes y profesionales de la salud deberán anotarse en un registro confidencial y facultado para emitir el certificado habilitante correspondiente para acceder a la semilla y/o la planta de cannabis. Esta sustancia es conocida por su eficacia para combatir la epilepsia y el cáncer, y se receta en pacientes con HIV o a quienes padecen cuadros como la ansiedad y el pánico.

Además de las personas acreeditadas, el cannabis para uso medicinal podrá ser cultivado por el Estado provincial, por asociaciones civiles y por organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro que asistan a pacientes recetados con esta droga.

El acompañamiento del Estado y de las instituciones especializadas resultará fundamental para garantizar la calidad del producto, y abrirá camino a investigaciones científicas necesarias para seguir conociendo las potencialidades del cannabis. El Estado deberá agregar campañas de difusión destinadas a la ciudadanía en general.

x
Paladini flotante