Discriminación

Habló la madre de un nene con Síndrome de Asperger: “Hay ignorancia”

Tras el caso de discriminación en Buenos Aires, explica de qué trata el síntoma y por qué está lejos de ser un peligro

Por Rosario Nuestro

martes 5 de septiembre, 2017

“Al fin una buena noticia! Era hora que se hagan valores los derechos del niño para 35 y no para 1 sólo!!!!” La celebración de un grupo de madres, la captura de pantalla de la conversación por WhatsApp, la separación de su grado de un niño con Síndrome de Asperger se hicieron virales desde el comienzo de esta semana. También hicieron lo suyo los lazos de solidaridad, la indignación y la información: ¿Qué es Asperger? ¿Es un síndrome o un peligro? Julia Moret es la mamá de un niño de ocho años que tiene el síntoma y la autora del libro “La música que llevamos adentro.
Autismo, Asperger y una manera distinta de ver el mundo”. Moret dialogó hoy con Radio Mitre Rosario y contó su experiencia de convivencia con este síntoma.

“El caso me dio mucha tristeza y dolor. Me sorprendió el nivel de agresividad y poca solidaridad. Quiero pensar que es un extremo de ignorancia y no un grado de falta de humanidad total. Yo soy madre de un niño que tiene Síndrome de Asperger, de una nena de cinco años, y soy parte de esa sociedad. La reacción me preocupa mucho porque es un caso de bullying que ejercen los padres y los chicos crecen con esos ejemplos. Me enoja y me duele. Es un llamado de atención para que podamos informarnos y ser más amables”, dijo Moret en Radio Mitre Rosario.

Julia Moret contó que su hijo tiene la misma edad que el niño discriminado. Y explicó que es una edad compleja porque “pueden ser chicos muy ingenuos mientras sus compañeros ya tienen una picardía que ellos naturalmente no tienen”. La mujer se presenta y advierte que no es especialista en Asperger, sino que conoce la enfermedad a fondo por ser madre y convivir con el Síndrome desde hace ocho años.  Puede, sin embargo, explicar de qué se trata.

“El Síndrome está dentro del trastorno del espectro autista. Afecta la capacidad de sociabilización y la capacidad de comunicación de una persona. Estos chicos tienen desafíos al momento de captar naturalmente códigos sociales, de mantener una conversación fluida y de interpretar las intenciones o expresiones de las personas que lo rodean”, explicó Moret. Y agregó que esos desafíos se ponen a prueba al momento de tener que moverse, relacionarse en un grupo, sea pequeño o grande.

 

Comentarios