INDIGNADA

Es celíaca y escrachó a Rock and Fellers por no tener menú sin TACC: "No hay un puto trago"

"Voy a bares y tengo que mirar como los demás comen y yo me quedo con las ganas", cuestionó la chica que padece la enfermedad. Aseguró que la situación es extensiva a otros locales gastronómicos.


Una joven santafesina que padece celiaquía publicó un video en su cuenta de Instagram  y pidió que se respete la ley que obliga a bares y restaurantes a tener un menú sin TACC, el indicado para quienes sufren la enfermedad. "Voy a bares y tengo que mirar como los demás comen y yo me quedo con las ganas", cuestionó la chica. Puntualmente, puso el foco en el reconocido bar Rock and Fellers de Rosario, pero hizo extensiva la situación a otros locales gastronómicos de la región.

Se trata de Carolina Peirone, oriunda de San José de la Esquina, que estudia psicología en la Universidad Nacional de Rosario. Cansada de chocar contra el hecho que no haya comida para ella en los comercios gastronómicos, realizó un posteo en donde enumera una serie de episodios que pasó y exige por el cumplimiento de las Ordenanzas 3.969, 4.267 y la Ley 26.588. “Me parece importante que se visibilice y además porque estoy muy enojada e indignada debido a algo que pasó anoche pero que en realidad me viene pasando hace un montón de tiempo. Soy celíaca, que es una intolerancia a lo que es el gluten, que está conformado por trigo, centeno, avena y cebada. Comida sin T.A.C.C., se refiere a comida sin gluten”, comenzó.

La enfermedad me la diagnosticaron hace dos años, no es mortal ni nada, simplemente hacer una dieta en la que te tenés que cuidar mucho, porque si no podés tener muchos problemas graves a futuro. Es una dieta estricta que no te podés dar permitidos y es de por vida. En Argentina tenemos una ley que dice que todos los restaurantes o lugares de comida están obligados a tener una opción para celíacos. La ley está, pero el problema es que los restaurantes y los lugares de comida no lo cumplen, la sociedad no está cumpliendo esa ley”, continuó la chica y agregó: “No digo todos, porque si hay muchos restaurantes en la ciudad y algunos pocos en los pueblos que si lo cumplen, pero la inmensa mayoría no lo hace e incluso restaurantes con muchas sucursales como Rock and Feller’s, que es un lugar de mucho lujo entonces pensas que si tiene plata para comprar todas esas cosas, poner guitarras gigantes por todos lados, pueden tener tranquilamente plata para contratar un chef o hacer un curso para los chef que ya tienen para que hagan comida sin gluten. Ya fui a Rock and Feller’s y no hay un puto trago ni un puto postre para celíacos”.

Con respecto al hecho que la terminó de impulsar para subir el video, narró: “Anoche fui con mi familia a un restaurante en un pueblo cerquita del mío y había la típica comida que no tiene gluten que es pescado, carne, verduras, pero por ejemplo quería papas fritas y no las pude comer porque las hacen en el mismo lugar donde hacen las milanesas, que tienen trigo. Les pedí si no lo podían hacer en un lugar aparte, que no es tan difícil tampoco, pero no lo querían hacer. He ido a muchos lugares de comida en donde directamente no hay absolutamente nada para celíacos, la típica que capaz te podés comer una carne o verduras, pero te querés comer un postre y no hay postre para vos. O vas a un bar que tienen la típica picada de fiambre, papitas, tampoco hay nada para mí”.

A su vez, siguió relatando otras experiencias que le tocó vivir desde que le diagnosticaron celiaquía:  “Tenemos una ley en Argentina que obliga a todos los lugares de comida a que tengan una opción para celíacos y no lo están cumpliendo. Yo puedo contar lo que es ir a un lugar a comer y quedarme con las ganas. Tengo que ir a un bar a tomar agua, gaseosa, un té o lo que mierda sea y mirar como todos los demás están comiendo y yo conformarme con mirar, y cagarme de hambre. Es todo una lucha, porque tenés que ir siempre bien comido antes de ir a cualquier lugar, porque si vas sin comer la vas a pasar muy mal. Capaz que voy bien comida pero me tiento con lo que hay ahí y eso no pasaría si ponen un puto menú para celíacos”.

“Tenía ganas de sacarme todo esto de adentro porque ya estoy cansada, hace dos años que la vengo remando con esto. Lo quería visibilizar y ojalá todas las personas que tenemos esta enfermedad podamos unirnos para que la ley, que está, pueda cumplirse. Esta es una de las cosas por las que hay que luchar porque es un derecho”, finalizó la joven.

x
Paladini flotante