RADIO MITRE ROSARIO

Erbetta: "La Corte Suprema hoy tiene un problema muy grave de inconstitucionalidad"

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe criticó el accionar en el poder de la Nación y remarcó la importancia de la digitalización para el 2021.

Daniel Erbetta
Franco Trovato Fuoco

Daniel Erbetta, presidente de la Corte Suprema Justicia de Santa Fe, dialogó este sábado en el programa No VaMás que se emite por Radio Mitre Rosario y se refirió a varios temas referidos a cómo está actiando y operando el Poder en Argentina.

En primera instancia, el funcionario explicó el pedido de desafuero que realizó Fiscalía para el senador Armando Pipi Traferri por acusarlo de integrar una red de juego clandestino.

"Los fiscales supuestamente cuentan con elementos suficientes para llevar adelante el proceso y en Santa Fe los legisladores llevan dos tipos de inmunidades, la de arresto y al de proceso penal. En el sistema federal y en el resto de provincias esa inmunidad se limita a la de arresto, pero puede someterse a proceso como el caso de la actual vicepresidenta de la Nación o la de Julio De Vido", arrancó.

En ese sentido, Erbetta explicó que cualquier persona con cargo político tiene derecho a rechazar un pedido de desafuero: "Para poder someter a un proceso contra un legislador se da el desafuero, la cámara necesita las dos terceras partes de los votos de los presentes en la sesión y resuelva esta cuestión para suspender el privilegio. Cualquiera senador o persona puede renunciar a un desafuero, son elementos renunciables. Son decisiones de cada uno que hace, uno no puede meterse en algo que implica un derecho que está explícito en la Constitución Nacional".

Cuando fue consultado por algunas modificaciones que se dieron este año en la Justicia de la Nación, el funcionario provincial enfatizó: "En el tema nacional yo tengo una opinión que la hice pública y el problema que tiene la Corte Suprema es un problema extremadamente grave porque en sus orígenes comenzó como un tribunal de control de constitucionalidad y de a poco empezó a hacer casación, a revisar por vía pretoriana a través de la doctrina de la arbitrariedad. Lo que se convirtió en un pequeño camino y hoy casi todos los casos son de arbitrariedad y no de controlar como antes".

Por último, Erbetta dejó en claro el deseo que para el 2021 la Corte Suprema pueda cambiar la modalidad de trabajar e inmiscuirse en la era de la digitalización. "Esta cuestión se va a profundizar para el año que viene después de todo este tiempo que tuvimos de pandemia. Vamos a llevar comodidad a los abogados porque en materia penal, civil, comercial y laboral la Corte está trabajando como en la época colonial. Yo planteo la necesidad que ante que se siga invirtiendo en otras cuestiones, se destine para tecnología pero debemos cambiar la manera de trabajar".

x
Paladini flotante