TRISTE FINAL

Encontraron muerto a Carlos Orellano, el joven de 23 años que había desaparecido el domingo en La Fluvial

El padre de la víctima había hablado este miércoles por la mañana y denunciado que a su hijo "lo mataron", apuntando contra la seguridad del boliche.


En horas de la tarde de este miércoles apareció el cuerpo de Carlos Orellano, el joven de 23 años que estaba desaparecido desde el domingo por la noche tras ser visto por última vez en un boliche de La Fluvial. Familiares de la víctima denunciaron en la mañana de este miércoles que la circunstancias de su desaparición "fueron muy extrañas" y apuntaron contra la seguridad y personal policial del boliche.

Prefectura Naval, con equipos de buzos tácticos, rastrilló desde el lunes el río Paraná y este miércoles, una mujer dio el alerta a las autoridades de la aparición de un cuerpo, misma zona en donde había desaparecido Orellano. El personal de Prefectura realizó el levantamiento de los restos y posteriormente familiares reconocieron el cuerpo. En el lugar trabajó la fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Valeria Piazza Iglesias.

El padre de Carlos Orellano había hablado con la prensa este miércoles por la mañana frente a las puertas del boliche, denunció que su hijo "fue arrojado por los patovicas al agua" y afirmó que hubo complicidad del lugar bailable: "Baldearon, borraron las evidencias, incluso mi hijo estaba sin camisa, según los testigos. Han limpiado todo, sacaron la basura, pero se tomaron el trabajo de borrar las pruebas".

Otro de los datos que había brindado el hombre es sobre un allanamiento que se llevó a cabo en la Comisaría 2 donde trabajó Asuntos Internos de la policía provincial y donde la familia había radicado la denuncia de paradero: "Cuando empezamos a buscar fueron mi mujer y mi hija fueron ahí y les dijeron que no sabían nada, les mostraron el libro de actas y se fueron".

"Lo que yo pienso como padre es que a mi hijo me lo mataron. Su causa de muerte fue no ponerse la pulsera para entrar al vip, ahí le pegan un empujón, lo golpean, le lastiman la cara y él se enoja, los patovicas lo llevaron para el río y lo emboscaron, por lo tanto lo único que le queda es estar del otro lado de la baranda frente al río, ahí no sabemos si se resbaló o lo tiraron", había indicado el padre de la víctima.

El crudo testimonio del padre del joven desaparecido en La Fluvial: “Mi hijo fue arrojado al agua por los patovicas”