CORONAVIRUS

En Rosario ya eligen qué paciente va a terapia: "Esto es producto de los banderazos por el clásico rosarino"

Lo aseguró Teresita Ghio, directora del Hospital Provincial. Autoridades sanitarias revelan que la situación en Rosario es dramática.


La directora del Hospital Provincial, Teresita Ghio, contó la dramática situación que vivieron este fin de semana, en la intensa lucha contra la pandemia del coronavirus en la ciudad. Según la médica debieron elegir entre tres pacientes quién iba a terapia intensiva y quién continuaba con respirador en la guardia. "Esto es producto del clásico rosarino", apuntó.

"Estamos en un cuadro más complejo, ampliamos las camas y este fin de semana eran seis camas con nueve pacientes para atender, elegir donde ubicábamos a esas personas fue un momento complejo. Pudimos derivar a algunos pacientes que mejoraron a Villa Gobernador Gálvez, desocupamos camas de clínicas y pudieron ser ubicados", detalló Ghio.

Sin embargo, describió: "Hubo tres respiradores en la guardia, había una sola cama en terapia y se eligió el que estaba más grave". La funcionaria explicó que la elección pasa por "ver la edad del paciente, el pronóstico y los parámetros vitales". "El que estaba más descompensado es el que fue a terapia. El resto se quedó con su respirador y en la guardia, pero quiero dejar en claro que no se dejó de atender a nadie", agregó.

La profesional de salud hizo hincapié en la importancia de aplicar restricciones: "Desde la provincia le transmitimos a la Ministra de Salud que mientras no deje de circular gente no va a dejar de circular el virus".

Asimismo, denunció que las movilizaciones que hubo en el marco del duelo entre Central y Newell's el pasado 2 de mayo tuvieron impacto en el sistema de salud: "Esto que estamos viviendo hoy es producto del famoso clásico, con los banderazos de uno y otro equipo. Vivimos de tener todo ocupado. Necesitamos que durante 10 o 15 días se cierre todo para tener un respiro".

También se refirió al impacto psicológico del personal que está enfrentando a la pandemia a las corridas en los pasillos de los hospitales: "Uno no puede cambiar el chip tan rápido, estar enfrentando la muerte de 10 o 12 personas y luego juntarse con su familia".

"La gente internada es más joven, que está más tiempo en terapia. Yo estoy atendiendo a alguien, pero dentro de unos días me pueden atender a mí", concluyó.

x
Paladini flotante