incertidumbre y espera

En Rosario “no hay ningún vendedor que quiera desprenderse de su propiedad en pesos”

Lo dijo Carlos Rovitti, director del Observatorio Inmobiliario. Según el empresario, a pesar de la crisis, se siguen haciendo operaciones, pero quien tiene los dólares los hace valer.


Rosario cuenta en la actualidad con 30 mil departamentos en venta, el 45% de los cuales son usados, 20% a estrenar y 35% en construcción. Un dato llamativo es que en la actualidad, solo el 9% está valuado en pesos, y el 91% restante cotiza en dólares.

Este escenario no deja de llamar la atención si se tiene en cuenta que en enero de 2018 el 71% de las unidades se valuaba en pesos, algo que se revirtió por completo a raíz del contexto económico y la volatilidad cambiaria.

Carlos Rovitti, director del Observatorio Inmobiliario, dijo a Rosario Nuestro que los inmuebles que no son a estrenar, desde la salida del cepo del gobierno anterior, se venden en dólares, pero si son en pesos los fideicomisos desde el pozo, que son en cuotas y e van a actualizando con el índice de la Cámara de la Construcción

Según el empresario inmobiliario, “no hay ningún vendedor que quiera desprenderse de su propiedad en pesos” y dijo que a una buena tasación se hace en pesos porque la mano de obra y los insumos están en pesos, después se pasan al dólar y se sigue la comercialización. “Todo lo que no lleve cuotas está dolarizado”, reiteró.

Rovitti recordó que, en el gobierno anterior con el cepo, se pacificaron las propiedades por la falta de dólares, pero explicó que en ese momento hicieron lo que se denomina en el mercado inmobiliario como la venta enganchada. La gente vendía para comprar otro inmueble, pero de manera simultánea, e inmediatamente, ya adquirían otra propiedad.

Después que se libera en el 2016  la adquisición de moneda extrajera, “las operaciones volvieron a hacerse casi al 100 por ciento en dólares”. Y ahora, a diez días de las elecciones, “hay una incertidumbre económica que también repercute en el mercado inmobiliario”, indicó Rovitti.

A pesar de la crisis, dijo Rovitti, “siempre se hacen operaciones” inmobiliarias. “Cuando nosotros decíamos que le mercado está parado es cuando en épocas normales lo que se comercializaba ya no se vende, pero siempre hay alguien que quiere comprar y alguien que quiere vender. Se sigue haciendo las operaciones de quienes necesitan operar, pero quien tiene los dólares los hace valer”, aseguró.

Si bien la renta es hoy 0.25, la más baja de los últimos 30 años, pero está la capitalización hacia arriba y después están estos momentos de coyuntura como la devaluación donde bajan los precios en dólares que luego se vuelven a acomodar. “Los precios en dólares no bajaron, pero después de las PASO y la devaluación, lo que valía 100 mil dólares se puedo negociar en 85 mil, después se acomodan los valores y todo a acomodarse”, sostuvo Rovitti.