Violencia desatada

En menos de 24 horas asesinaron a dos hombres en la ciudad de Santa Fe, el lunes llegaría el refuerzo policial a la provincia

La iniciativa, acordada entre el gobernador Omar Perotti y la ministra de Seguridad de Nación, Sabina Frederic, prevé la llegada de más efectivos de fuerzas federales para llevar adelante el operativo, que se desplegará en la ciudad el próximo lunes 28 de septiembre.


Durante la mañana de este domingo falleció un hombre de 44 años tras ser apuñalado y golpeado junto a su hijo en la ciudad de Santa Fe. Sucedió 12 horas después de que en la capital de la provincia asesinaran a un joven de un balazo en la cabeza.

Respecto del último episodio, fuentes policiales indicaron que el crimen de Miguel Ángel Alarcón se confirmó alrededor de las 6 en inmediaciones de Larrea y Freyre. La versión preliminar da cuenta de que un grupo de personas atacó a ambas víctimas con palos y armas blancas.

Cuando la Agencia de Investigación Criminal (AIC) fue al lugar para tomar las primeras medidas del caso, les lanzaron piedras y otros objetos contundentes. Un policía resultó lesionado en el pecho y el procedimiento terminó con tres detenidos por obstruir el accionar de las autoridades.

El sábado, por otra parte, un muchacho de 25 años fue asesinado y las fuerzas provinciales arrestaron a un allegado suyo y a un familiar porque presuntamente salieron armados a buscar al homicida.

Todo ocurrió por la tarde, cuando Julio César Martínez fue atacado a tiros en el cruce de Domingo Silva y terraplén Yrigoyen. Según la versión preliminar, el joven quedó tendido en el lugar tras recibir un disparo y los vecinos lo encontraron luego de escuchar las detonaciones.

La víctima fue trasladada de urgencia hasta el Hospital José María Cullen, pero falleció en el camino. Poco después, dos sospechosos de 20 y 21 años fueron detenidos a bordo de una motocicleta y armados con una pistola calibre 11,25 cargada. Uno dijo ser pariente de Martínez cuando los interceptó personal del Cuerpo Guardia de Infantería en inmediaciones de Domingo Silva y Estrada.

Violencia desatada en la provincia

Hasta el viernes la ciudad de Rosario acumulaba 152 crímenes en lo que va del año. El incremento de la violencia en Rosario se hizo notorio las últimas semanas, con 25 homicidios en 25 días. La muerte de Sebastián Sejas, un cocinero de 38 años, que fue asesinado en un intento de robo el martes pasado, cuando esperaba que su padre saliera de un sanatorio donde se realizaba diálisis estremeció a la sociedad.

Las estadísticas de homicidios en la provincia de Santa Fe, que publicó en redes el ministro de Seguridad Marcelo Sain, confirman que en la zona de Rosario (Unidad Regional II) asesinaron a 151 personas y en el Departamento La Capital (URI) a 70. En el Gran Santa Fe, la tendencia es similar a lo que ocurrió el año pasado. A esta altura de septiembre, en el 2019 había 72 asesinatos y este año a 70 santafesinos, según las cifras oficiales.

A raíz de ello familiares de víctimas y rosarinos auto convocados decidieron movilizarse este sábado hasta el Monumento a la  Bandera para reclamar mayor seguridad.

Ante la escalada de violencia el gobierno de la provincia, a través del Ministerio de Seguridad, mantuvo una reunión remota con los representantes de la cartera de Seguridad nacional y de fuerzas federales y provinciales, con el fin de acordar el desembarco en Rosario del operativo Fuerza de Respuesta Inmediata (FRI), que tendrá como principal objetivo prevenir y evitar el delito en la ciudad en dicha ciudad.

La iniciativa, acordada entre el gobernador Omar Perotti y la ministra de Seguridad de Nación, Sabina Frederic, prevé la llegada de más efectivos de fuerzas federales para llevar adelante el operativo, que se desplegará en la ciudad el próximo lunes 28 de septiembre.

x
Paladini flotante