rosario ciudad de emigrantes e inmigrantes

En busca de un nuevo destino

En el 2001 miles de argentinos tuvieron la necesidad de emigrar al extranjero. Hoy los planes cambiaron y quienes deciden partir lo hacen más planificadamente. La realidad de quienes vienen y se van del país.

Por Diego Montejo

domingo 18 de marzo, 2018

Ante información confusa que circulaba y una necesidad concreta de muchos argentinos que buscaban trabajo en el extranjero, debido a la fuerte crisis económica, la fundación Migrantes y Refugiados encabezó a principios del 2001, el asesoramiento de cómo radicarse de forma ordenada en España, Italia y otros países europeos.

La crisis empujó a muchos a hacer interminables colas en los consulados en busca de una salida a la situación acuciante en que se vivía. Hijos y nietos de los viejos inmigrantes encontraron en la patria de sus antepasados la solución más cercana a su inmediato problema. Sin embargo, el armado de documentación, trámites y papeles para la ciudadanía no era nada sencillo

Según datos de la fundación, a partir de su implementación creció aproximadamente un 1000 por ciento la demanda de trámites. Ya en 2002, 2003 atendieron aproximadamente alrededor de 5mil personas. En los años posteriores se mantuvo en alza hasta llegar a los 10mil casos.

En la actualidad la demanda es sostenida pero los motivos para emigrar ya no son los mismos. Hoy muchos elijen estudiar en el exterior y la posibilidad de una ciudadanía europea facilita las cosas. En el caso de trabajar en el viejo mundo, es más planificado ya que no hay una crisis inminente que expulse a los argentinos. Otro de los factores que suma es la crisis laboral de los países receptores de inmigrantes argentinos,

El consulado de Italia en la ciudad tiene serios problemas para resolver los trámites de ciudadanía debido a un recorte presupuestario que derivó en una rebaja del personal encargado de las tareas de ciudadanía. Las demoras superan los siete años y el consulado apenas avanza con las peticiones. En el caso del consulado español los tramites son más agiles lo que no dista que sean sencillos, también tienen sus dificultades burocráticas.

Rosario y los refugiados

 

Según datos de la institución, el 99% de los refugiados que llegan a la ciudad de vienen como polizones en los barcos. Luego de partir de su puerto de origen el polizón se da a conocer con la tripulación o es descubierto, luego la compañía naviera entra en contacto con las autoridades migratorias y a partir de ese acercamiento se toman dos encuadramientos: en Argentina hay dos leyes, la ley 25871 de migraciones y la ley 26.165 de refugiados, cada una de ellas tiene su especificidad en cuanto a la temática.

La Ley de migraciones establece que la situación irregular de un inmigrante no es razón para privarlo de salud o educación y facilita la incorporación de los extranjeros a la vida social y productiva. La ley fue sancionada en diciembre de 2003, fue promulgada en enero de 2004.Según dicha ley, todos pueden vivir en suelo argentino salvo que hayan presentado documentos falsos o adulterados; hayan sido expulsados; tengan condenas; hayan participado en genocidios, crímenes de guerra, terrorismo o delitos de lesa humanidad.

Haití y Siria dos países con situación difícil

 

Después de la catástrofe del terremoto de Haití en el 2010, muchos habitantes del país caribeño escapando de hambre y la desolación decidieron emigrar, Argentina recibió a muchos de ellos que a la vez eligieron Rosario para vivir. Según informó el especialista en migraciones. Leandro Zaccari Tognetti, este tipo de casos está contemplados en la ley de migraciones y no precisamente son considerados refugiados, “los que se les otorga es una residencia de carácter humanitario”.

En el caso sirio existe un programa de facilitación de visado humanitario. “La mayoría llega por sus propios medios. Los que vienen por el Programa Siria lo hacen con la colaboración de sus familiares. A los refugiados por un tiempo se les da alguna ayuda económica y lugar hasta que ellos se puedan establecer. Se hace un seguimiento y mientras las causas persistan, siguen teniendo refugio”, explican fuentes de la Dirección Nacional de Migraciones (DNM).

Si bien el programa es beneficioso sólo 286 recibieron esa categoría y 197 ingresaron por el Programa Siria de visado; la mayoría son profesionales de clase media o alta. Desde el 2012 a la actualidad la comunidad siria recibió 3200 peticiones. El destino en nuestro país es Buenos Aires, si bien desde Rosario se envió ayuda a Siria no se tiene datos certeros de refugiados que hayan arribado a la ciudad, tampoco la fundación recibió petición de ayuda en algún caso concreto de dicha índole.

Comentarios