Poy, deportista distinguido

El vuelo de Aldo no se detiene

Antes del reconocimiento de este jueves, el ídolo canalla habló en Radio Mitre Rosario.

Por Rosario Nuestro

miércoles 6 de diciembre, 2017

Aldo Pedro Poy es todo: ex jugador de fútbol, ídolo de varias generaciones, ícono de la ciudad, concejal, padre. Poy también escribió un libro – “El Aldo, pura cepa canalla” – y plantó un árbol en el fondo de la casa del Che Guevara en Córdoba. Un árbol que él mismo trajo de Cuba en 1997, cuando viajó a recrear, como hace cada año, la Palomita del 19 de diciembre de 1971.  Aldo Pedro Poy es todo y desde este jueves será más, porque el Concejo Municipal decidió declararlo deportista distinguido de la ciudad.

“Me parecía que la distinción no correspondía, porque yo estoy ahí, pero ya estoy grande y por ahí es mejor hacerlo en vida”, dijo Poy en Juega La Banda, por Radio Mitre Rosario. El ídolo canalla ya tiene 72 años y celebró el cierre de año que está teniendo. “Fue un año muy bueno para mí, en todo sentido”, remarcó. Habló de la familia, de que el Concejo lo haya elegido por unanimidad como presidente segundo, de su libro publicado, habló de lo halagado que se siente.

También habló del reconocimiento, con cierta modestia. Dijo, valga la redundancia, que siente que no corresponde; también que le pidió a Daniela León – autora de la iniciativa – que aplace la presentación del proyecto.  “Es un honor que ella lo haya presentado”, remarcó. El honor, dicen desde los pasillos del Palacio Vasallo, se materializó a principios de este mes, cuando el pleno de concejales votó y aprobó la distinción. No hubo, aclararon, lágrimas. Pero ese día, más de uno pudo sentir al ídolo, padre, escritor, visiblemente emocionado.

La ordenanza que explica las razones de la distinción a Aldo Pedro Poy remarca desde su carrera deportiva hasta su carrera política. “Comenzó a participar activamente en el Partido Demócrata Progresista, motivado por la necesidad de, según sus palabras, devolver a su ciudad aunque sea solo una parte de todo lo que le brindó”, remarca el proyecto, que da cuenta de sus, hasta ahora, dos mandatos. También destaca la relevancia que el edil dio al deporte y su influencia en la vida en su tarea legislativa.

Sin embargo, el mayor hincapié está puesto en su rol como hacedor del famoso gol de Palomita en la cancha de River el 19 de diciembre de 1971. El proyecto enumera los cuentos que Roberto Fontanarrosa le dedicó; el festejo anual, cada 19 de diciembre, de la Palomita en todo el mundo; la recreación del gol en la Escalera de Selarón, ubicada entre los barrios de Lapa y Santa Teresa, de la ciudad de Río de Janeiro; la canción de Lalo de los Santos; etcétera.

Poy no sólo es concejal, ídolo, padre. No sólo plantó un árbol. No sólo es todo. A Poy la cultura local lo hizo trascender más allá de la red.

 

 

Comentarios

Te puede interesar