PERIODISMO Y ACTUACIÓN

El talento rosarino, premiado en el país y el mundo

En los últimos días dos locales de diferentes rubros fueron reconocidos por su trayectoria. Darío Grandinetti ganó el Ciudad de Huelva en España. Luis Novaresio se alzó con el Oro en los Martín Fierro de Radio 2017.

Por Rosario Nuestro

lunes 13 de noviembre, 2017

Luis Novaresio y Darío Grandinetti, dos rosarinos premiados.

Foto: Archivo.

El fin de semana el talento rosarino fue protagonista en el mundo del espectáculo: Luis Novaresio ganó el Martín Fierro de Oro en radio 2017 por su labor en Novaresio 910, el programa que conduce en una conocida emisora nacional. Pero el periodismo local no fue el único que se destacó. La actuación también estuvo en el centro de las miradas: es que Darío Grandinetti se alzó el domingo a la noche con el Ciudad Huelva, prestigioso galardón de la celebración cinematográfica de esa ciudad española.

De vasta trayectoria en los medios locales, Novaresio, abogado recibido en la UNR, se instaló en Buenos Aires hace pocos años. Antes de eso dividió su tiempo entre sus trabajos en Rosario y Capital Federal. Su labor incluye la participación desde la década del ’90 en De 12 a 14, donde empezó como colaborador de Raúl Hernán Sala en la sección política del programa. Desde entonces, su carrera experimentó un franco ascenso. Se desempeñó como conductor radial y como columnista gráfico en espacios porteños y rosarinos, función que ejerce también en la actualidad.

Por su parte, el otro local Darío Grandinetti, flamante ganador del premio honorífico del Festival de Cine Iberoamericano, incursionó antes en el universo del fútbol, llegando incluso a jugar en las inferiores de Newell’s Old Boys. Como actor, llevó adelante numerosos papeles en teatro y televisión, pero sobre todo en cine. Su papel en el filme Esperando la carroza, de Alejandro Doria es uno de los históricos de la cinematografía nacional. Asimismo participó en películas de Pedro Almódovar, de las que resalta Hable con ella, donde interpretó a la pareja de una mujer en estado vegetativo.

Con distintas orientaciones pero con extensos recorridos profesionales ambos supieron ganarse un lugar de respeto en sus respectivas áreas y reafirmar, una vez más, a Rosario como usina de talentos.

 

Comentarios