OPINIÓN

El sueño antimacrista

El Frente Peronista, Cívico y Social es un sueño del antimacrismo.

lunes 8 de enero, 2018

Luis Rubeo y Antonio Bonfatti.

Foto: archivo

El Frente Peronista, Cívico y Social es un sueño del antimacrismo. Algunas luces comenzaron a encenderse hace algunos años con acercamientos de sectores puntuales de ambos espacios políticos, aunque todavía brillan tenues en la oscuridad del futuro de las fuerzas de centro izquierda santafesinas.

Todo comenzó en 2011, cuando Antonio Bonfatti se puso el traje de gobernador y Luis Rubeo le arrebató la presidencia de la Cámara de Diputados a María Eugenia Bielsa. La relación entre ambos fue fluida y generosa, tanto para los beneficios a la Legislatura como para “sacarle” proyectos fundamentales para la gestión del ex primer mandatario provincial.

Aunque sea un sector minoritario en la construcción del PJ, es una voluntad importante desde el apellido y desde la construcción del sentido que pretenden propagar: “Si Perotti sigue apostando a los fondos buitre, yo me voy a quedar con Bonfatti”.

Omar Perotti sigue siendo el nombre fuerte del peronismo provincial. Pero desde el plano interno se lo critica fuerte por “votarle todo a Macri” en el Senado de la Nación. A partir de estas especulaciones, hasta hay voces que ya lo ven como candidato de Cambiemos en 2019 para quedarse con la Casa Gris santafesina. No ha habido un solo indicio para poder asegurar eso, más allá de la buena relación que se observa desde afuera.

Un papel fundamental, y algo opacadas por estas últimas apariciones mediáticas, juega el gobernador Miguel Lifschitz con su excelente relación con los senadores provinciales peronistas. Desde que comenzó su gobierno los elogios de Armando Traferri, jefe de la bancada, hacia el jefe de Estado no tardaron en llegar y también ha habido más de un guiño a la inversa.

Los armadores de Nuevo Espacio Santafesino, que la llevó a la ex jueza Alejandra Rodenas como candidata, no tuvieron pruritos para abrir la chance de que se arme un gran frente para enfrentar a Cambiemos. Fueron pioneros en la idea.

Inclusive, hasta se sabe que hay una relación fluida entre Rodenas y Luis Contigiani, alfil del gobernador, en el Congreso Nacional. Han votado juntos en contra de la reforma previsional y sus discursos han sido de los más belicosos para con el gobierno de Macri. Desde allí se habla de un acercamiento de ambos legisladores que nadie ha desmentido aún.

Hasta Agustín Rossi ha sido contundente, aunque puso reparos por la relación del gobernador con el Presidente. No cierra las puertas pero espera más señales de Lifschitz para que se dé un acercamiento serio de cara al 2019.

Más de una muestra de coqueteo desde distintos sectores de ambos frentes políticos. Hoy el Frente Peronista, Cívico y Social es un sueño de las bases militantes que ven como Cambiemos avanza a pasos acelerados para quedarse con Rosario y la Provincia. “Hay que hacer algo”, insisten desde el llano. Por ahora, solo una idea.

Comentarios