registraron paquetes de hasta 27 kilos

El Servicio Penitenciario apelará la medida judicial que permite ingresar grandes bultos a las cárceles

Desde la entidad cancelaria calificaron como un retroceso la decisión de jueza Verón.  

Redacción Rosario Nuestro

martes 13 de noviembre, 2018

La jueza penal de 1º instancia de Rosario, Eleonora Verón, suspendió la medida dispuesta por la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios que buscaba restringir el ingreso de paquetes que contengan comida y ropa a las cárceles santafesinas.

La magistrada resolvió hacer lugar al hábeas corpus preventivo, correctivo y colectivo, interpuesto por el Servicio Público Provincial de Defensa Penal, en favor de todas las personas alojadas en las cárceles de la Zona Sur de la provincia.

Ante esta situación, el subsecretario de Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, Juan Manuel Martínez Saliba,  informó en la tarde de este martes en conferencia de prensa que, la resolución judicial será apelada entendiendo que lo que se busca con la restricción, “es la seguridad de las unidades penitenciarias”. También avisó  que fue el pasado  viernes cuando fueron notificados de  la decisión de la jueza.

Por otro lado, y contrario a lo establecido en el fallo, Martínez Saliba explicó que esta “es una potestad de Poder Ejecutivo” y que la ley es clara con respecto a la regulación de los ingresos de los paquetes y las cantidades permitidas para las cárceles provinciales.

“Regulamos esta situación porque entendimos que había cuestiones abusivas, por ejemplo, valijas de hasta veintitrés kilos. Entendemos que eso es sumamente dificultoso para el personal penitenciario”, aclaró el funcionario.

“Es el estado quien provee los alimentos, esto no quiere decir que no se puedan llevar alimentos, pero sólo para el día de visitas y no para proveer a los internos. En ese sentido, se pensó que dos kilos son más que suficientes”, explicó Martínez Saliba.

Al finalizar, volvió a hablar de la Jueza Verón y dijo que la magistrada escuchó las partes y tomó esa medida,  y reiteró que va ser apelada por parte de la subsecretaría que él representa. Por lo que insistió en su postura al decir que “cada vez más, las personas buscar artilugios para ingresar objetos no permitidos”. Y agregó: “Hemos visto personas que llevan celulares atados en los brazos, pastillas dentro de un reloj pulsera, asimismo, también dentro de los caños de sillas de rueda, estupefacientes”.

 

Comentarios