CONGRESO DE LA NACIÓN

El Senado rechazó el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo

El no al aborto se consolidó gracias a los 38 votos en contra. Hubo 31 votos a favor, 2 abstenciones y 1 ausencia.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 9 de agosto, 2018

El Senado rechazó el proyecto de legalización del aborto luego de una sesión que duró más de 16 horas y sin que hubiera margen para un proyecto intermedio, por lo que el tema no podrá volver a ser tratado hasta el año próximo.

La votación resultó exactamente como se pronosticó, con 38 votos en contra del proyecto aprobado por la Cámara de Diputados, 31 a favor, las abstenciones del santafesino Omar Perotti y la neuquina Lucila Crexell. La única ausencia al momento de votar fue la de la puntana María Eugenia Catalfamo, de licencia por embarazo.

Los senadores a favor de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo bajaron al recinto ya resignados a una probable derrota, debido a la diferencia de votos entre ambas posturas.

En ese contexto, se barajó la opción de votar, luego del rechazo, un proyecto alternativo de despenalización, dado que Crexell y Perotti impulsaban dos iniciativas en ese sentido, pero esa posibilidad fue descartada desde muy temprano por quienes respaldaron la legalización.

“No creo que haya margen para otra cosa, me parece que vamos a matar o morir. Que cada uno se haga cargo de lo que vota”, expresó un senador de Cambiemos a favor de la legalización.

Todos los discursos ofrecieron conceptos similares: quienes respaldaron el proyecto remarcaron que el reclamo continuará porque el tema es “imparable” y aquellos que se opusieron machacaron sobre la idea de que, a partir de este debate, se deberá trabajar más intensamente en educación sexual.

Así, el concepto general de la sesión es que el debate sobre el aborto quedó instalado en la sociedad y que el Congreso deberá volver a abordarlo en algún momento, desde un enfoque u otro.

Los detractores de la legalización insistieron en que el proyecto es “inconstitucional” y violatorio de los tratados internacionales a los que suscribió la Argentina, mientras que los senadores a favor remarcaron que se trata de un problema de “salud pública” y que la discusión “no es aborto sí o aborto no, sino aborto legal o clandestino”.

Comentarios