CORONAVIRUS

El relato de un joven rosarino en Barcelona, ciudad que empieza a volver a la normalidad: "Pareciera que nunca hubo pandemia"

La flexibilización del confinamiento comenzó en una de las ciudades más importantes de Europa. Se habilitaron museos, hoteles y otras actividades. También abrieron bares que pese al riesgo de contagio lucieron llenos.


Barcelona entró en la fase 1, una etapa de flexibilización del confinamiento que tiene como meta final la total normalidad. Poco a poco, varias actividades se fueron habilitando y este lunes tuvieron su oportunidad bares, museos y hoteles. Gabriel Cardarelli, un joven rosarino radicado en la ciudad europea, dio detalles en primera persona de cómo se está viviendo la pandemia en uno de los lugares más importantes del mundo.

"Desde el lunes 25 se permiten otro tipo de actividades como la apertura de terrazas de los bares (en Argentina conocida como veredas), hoteles, museos y se puede ir a la playa aunque recomiendan que la gente no se meta al mar", adelantó el joven que viajó a Barcelona en agosto del 2019 con el objetivo de encontrar una nueva forma de vida. "Lo que se permite también es que se puedan reunir hasta 10 personas en un domicilio", agregó.

Si bien la mayoría de las medidas tomadas por el gobierno español están relacionadas a la flexibilización, en Barcelona también se decretó una nueva norma: la obligatoriedad del uso de barbijos o tapabocas. "Es obligatorio cuando se sale y se acude especialmente a lugares públicos como supermercados", contó Cardarelli en diálogo con Rosario Nuestro.

"Hay horarios para poder salir entre las 6 y 10 y otro entre las 20 y 23. Se puede hacer deportes, pero no reuniones en plazas. La apertura de los bares -no se puede ingresar a los locales, la atención está permitida solo sobre las veredas- invitó a romper un poco con la estructura horaria, la gente va a consumir, los locales están abiertos y la gente compra a cualquier horario", explicó.

Un dato que se contrapone con la realidad Argentina es que en España dejaron de llevar el conteo diario de casos de coronavirus. "Últimamente no se dan datos oficiales de forma diaria. El último registro, de 57 muertes, fue en la semana anterior. Ya no se dan más en los medios los datos", detalló.

Ante el prologando descenso de contagios, en España ya se animan a pensar en viajes: "Desde el gobierno están incentivando el turismo para finales de junio y principios de julio, algo que hace un mes parecía imposible".

Por último, el joven rosarino se mostró sorprendido por la actitud de las personas ante la flexibilización de la cuarentena: "La ocupación en los bares me sorprendió, no vi una sola mesa vacía entre este lunes y martes. Todos llenos, sin barbijos, realmente me sorprendió. Pareciera que nunca hubo pandemia".