El testimonio del hijo del prestigioso médico

El recuerdo de Julio Colabianchi

En una emotiva charla, Ramiro recordó a su padre en radio Mitre.

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 10 de enero, 2018

Julio Colabianchi junto a su hijo Ramiro.

Foto: archivo

La ciudad de Rosario recibió un duro impacto el martes por la tarde al conocerse el fallecimiento de Julio Colabianchi, una eminencia de la medicina y ex dirigente de Rosario Central.  Uno de sus hijos, Ramiro, dialogó con Radio Mitre Rosario y recordó a su padre: “Él eligió trascender en los otros. Es difícil hablar, como padre era lo mismo que pasaba en el contacto con sus pacientes. Era humanidad en cada cosa que hacía, tratar de ser empático con el otro y así fue con nosotros. Aprendimos de él lo que tenés que darle a los demás y lo que te gustaría que los demás te den”.

Dentro de los recuerdos y el legado profesional, Ramiro puntualizó en los gestos de su padre. “Era constante, permanente la caricia, el abrazo, la palabra en el momento que uno desea y necesita. Después en lo profesional y en lo que le tocó elegir, realmente creo que iba acorde con su personalidad y le sirvió para ir dejando una huella”, explicó.

Julio Colabianchi era titular del Instituto de Fertilidad de Rosario y fue destacado dentro de la medicina por el trabajo realizado en el país y en el extranjero. Al respecto, su hijo apuntó: “Él empieza a aprender toda la cuestión de la subespecialidad de la fertilidad en Roma, cuando nosotros teníamos 9, 8 y 6 años, ya que tuvo una beca para estudiar allá. En Argentina era algo que se miraba desde muy lejos, no existían los medios de comunicación actuales. Aprender era por libros y llamadas telefónicas. Fuimos todos a vivir un año y las relaciones que nacieron allá se mantienen. Él terminó abrazando ese lugar de la profesión, ahí entendió que la reproducción humana iba a ser su carrera”.

A partir de lo realizado por Julio, toda la familia se inclinó hacia ese terreno. “Nosotros veíamos que en casa se disfrutaba lo que él había elegido. Los tres hijos somos médicos. Mi hermano mayor hace endocrinología pediátrica, está un poquito más alejado. A mí me toco la genética y el menor hace ginecología y fertilidad. Está mi cuñada también trabajando, esto pasó a ser un lugar más grande gracias a todo el trabajo de él. Hoy tenemos una red de contención importante y estamos siguiendo lo que está armado, por que así lo permitió y lo quiso él”, explicó.

En el cierre de la entrevista, Ramiro Colabianchi se refirió al futuro de la Clínica: “Como institución se seguirá dando lo que él daba”.  Y añadió: “Mantendremos, honrando su lugar, todo lo que está armado”.

Comentarios